×
Columnistas

Reforma tributaria: incentivo a la inversión o progresividad

Por: Alejandro Burr, exdirector del SII | Publicado: Viernes 5 de abril de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Alejandro Burr, exdirector del SII

Al parecer, la reforma tributaria se ha convertido en el actual campo de batalla ideológico entre el gobierno y la oposición; lo que tiene su razón de ser. Y esto tiene que ver con el tipo de medidas que se adopten, las que pueden -en el mejor de los casos- tender a ser pro-inversión, o bien, ser progresivas. El gobierno, durante su campaña prometió una reforma tributaria pro-inversión, mientras que la actual oposición, quiere que ésta sea más progresiva.

En resumen, las medidas pro-inversión, tienden a generar incentivos para que las empresas inviertan. Este tipo de medidas buscan aumentar el crecimiento del país, la creación de empleo y con ello, generar aumento en los sueldos de los trabajadores, pero para algunos tienen la desventaja que -como se dice- "los ricos se hacen más ricos". Las medidas distributivas, por otro lado, tienden a hacer que los que más tienen paguen más impuestos, debido a que son progresivas al ingreso en su pago, generando mayor igualdad, mejorando el índice de gini, pero en el lado negativo, generalmente, tienden a no potenciar el emprendimiento, ni ayudan al crecimiento del país. Con ello, desincentivan la creación de nuevos y mejores empleos (al menos los empleos en el sector privado).

La principal medida pro-inversión de la propuesta de reforma tributaria del gobierno es la reintegración del sistema. En lo personal, creo que hubiese sido más adecuado bajar la tasa de impuesto de Primera Categoría. A pesar de ello, la integración tendrá efectos muy positivos, principalmente en simplificar el actual sistema tributario. Por otra parte, y como ya vimos, dado que la oposición busca progresividad, creo que la principal medida que puede ser progresiva sin afectar la inversión, es eliminar la renta presunta para agricultores y transportistas que, en algún momento tuvo su razón de ser, por su simplicidad, pero con los actuales avances tecnológicos y la ayuda que presta el Servicio de Impuestos Internos, para generar las declaraciones, no tienen mucha razón de existir.

Todo indica que en las próximas semanas veremos qué corriente tiene más fuerza, y cuánto están dispuesto a negociar en cada bando.

Lo más leído