×
Ricardo Fischer

AFP y “activos alternativos”

Ricardo Fischer Socio Director Advisory Partners

Por: Ricardo Fischer | Publicado: Martes 28 de agosto de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Ricardo Fischer

Ricardo Fischer

Últimamente se ha destacado en medios de prensa la autorización para que las AFP inviertan en el sector inmobiliario. Dado el monto de los recursos que administran, se podría pensar que esto conllevaría un alza de los precios, como sucedió en su momento con las acciones locales. Sin embargo, resulta poco probable, pues las rentabilidades a las que se están transando en Chile no difieren mucho de aquellas de mercados desarrollados, donde también pueden invertir, quitándoles presión para hacerlo localmente a cualquier precio.

Imagen foto_00000001

Pero el inmobiliario no es el único activo que la Superintendencia de Pensiones autorizó, también se incluyeron los denominados “activos alternativos”. Estos corresponden a aquellos instrumentos distintos de acciones o títulos de deuda transados en bolsa. Así, se agregaron infraestructura, deuda privada, capital privado, mutuos hipotecarios, etc. Es decir, y a modo de ejemplo, las AFP podrán prestar dinero a empresas no listadas (sin pasar por Bolsa), como también podrán comprar participaciones de empresas no listadas, incluyendo “venture capital”.

Todo lo anterior les da espacio a las AFP para diversificar su portfolio y eventualmente incrementar la rentabilidad de los fondos. Otro efecto importante será, así como en su minuto lo fue la profundización que le dieron al mercado de capitales, el empuje que le imprimirán a la industria de fondos de inversión locales, así como eventualmente la profundización del venture capital, impulsando el emprendimiento y la innovación.

Un caso particular es el de los mutuos hipotecarios, que al estar restringidos, les impidieron por muchos años a las AFP incluir préstamos hipotecarios en su portfolio, luego de que desaparecieran las letras hipotecarias, donde ellas durante los 80 llegaron a tener invertido alrededor de un 50% de su portfolio. Esta modificación podría haberse hecho antes.

Veamos un ejemplo del impacto que pueden producir estos cambios. Muchas de las universidades americanas administran un endowment (donación o legado) que les permite financiar un porcentaje relevante de sus presupuestos anuales. Por ejemplo, es el caso de Yale, que administra activos por alrededor de US$ 27.000 millones, de los cuales aproximadamente un 75% está invertido en activos alternativos. Para establecer su asset allocation contaron con la colaboración de los premios Nobel James Tobin y Harry Markowitz, creadores de las teorías utilizadas. A efectos de dimensionar las posibilidades que se abren, basta señalar que, por ejemplo, los venture capital les han rentado sobre un 25% anual en los últimos 20 años. Por otra parte el endowment ha rentado sobre un 12% (en dólares) durante el mismo período. Rendimientos similares han obtenido varias de las más prestigiosas universidades en sus endowments, aunque con menores proporciones invertidas en activos alternativos.

Lo más leído

DF Videos