×
Ricardo Fischer

La encrucijada de Codelco

Ricardo Fischer Socio Director Asesorías Fischer & Zabala

Por: Ricardo Fischer | Publicado: Miércoles 18 de abril de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Ricardo Fischer

Ricardo Fischer

Codelco, la empresa minera más grande del mundo, tiene que financiar proyectos por la suma de US$ 18.400 MM durante los próximos cuatro años, para lo cual requiere capital fresco. Dicho plan de inversiones es imprescindible, pues se trata de proyectos que le permitirán mantener sus actuales niveles de producción y/o aumentarlos, ya que de lo contrario arriesga su futuro.

Dado que el dueño de la empresa es el Estado de Chile, es él quien debiese capitalizarla, lo que es un problema dada la actual situación fiscal.

En efecto, en los últimos años el déficit estructural ha subido a niveles tales que las agencias de rating bajaron la clasificación del país. Por esto y por cuidar el futuro de las finanzas públicas, el gobierno se ha fijado como meta reducirlo. El aumento del déficit fue financiado con deuda, por lo que no aumentarla es inherente a dicha meta. En estas circunstancias, inyectar capital a Codelco no ayuda.

Aquí debo hacer un paréntesis, pues si bien técnicamente la deuda de Codelco no constituye parte de la deuda fiscal, en la práctica sí lo es, pues los clasificadores de riesgo cuando evalúan a Codelco consideran que ésta cuenta con un aval tácito, que es el respaldo no explícito del fisco. De este modo, si la empresa se financia exclusivamente con deuda, los clasificadores lo considerarán como parte de la deuda externa del país, de modo que el objetivo de no aumentar la deuda fiscal resultaría ser una falacia.

Otra meta del gobierno es aumentar la inversión, por lo que los proyectos de Codelco son irrenunciables.

De este modo, el Estado no puede dejar de hacer los aportes necesarios para la realización de los proyectos, pero será una solución a medias.

La forma de resolver el problema de forma definitiva, más que sacar leyes para garantizar los aportes de capital del fisco, a riesgo que en algún minuto sea torcida por la autoridad de turno en beneficio de otras prioridades fiscales, es aumentar el capital abriéndola a la Bolsa. Es preferible que Chile sea dueño de por ejemplo, un 70% de una empresa que genere $ 100 de excedentes al fisco, en vez de ser dueño del 100% de una empresa que le genera excedentes por $70.

Veamos un ejemplo de lo anterior. En 2005, cuando Codelco necesitaba US$ 550 MM de capital para Gaby, lo hizo por medio de un financiamiento estructurado en que a cambio de un acuerdo de abastecimiento de cobre por 15 años con Minmetals al precio de mercado de ese instante, recibió dicha cifra. Desgraciadamente el precio subió a los pocos meses. De acuerdo a un exdirector de Codelco, dicho contrato le costó US$ 4.700 MM. De haber contado con capital fresco, esa utilidad la habría realizado Codelco.

La resistencia histórica a abrirla en Bolsa, por el riesgo que un competidor tome una posición relevante, se resuelve emitiendo acciones sin derechos políticos. Tenemos un ejemplo exitoso en Chile. SQM tiene dos series de acciones, la serie A que tiene los poderes políticos, y la serie B que no los tiene. Es por todos conocidos el control que ha ejercido la serie A.

Por todo lo expuesto, es necesario que destrabemos a Codelco de una vez por todas, para que rinda todo su potencial.

Lo más leído

DF Videos