Columnistas

Sale Burgos y nace la Nueva Mayoría II

Pablo Longueira Ex ministro de Economía

Por: Pablo Longueira | Publicado: Lunes 13 de junio de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Pablo Longueira

Comienzo esta columna deseándole al “Peta” Fernández el mayor de los éxitos en sus nuevas responsabilidades.

Sin conocer los últimos detalles que finalmente gatillaron la salida de Jorge Burgos del Ministerio del Interior, ya que las versiones son muchas y variadas, lo que debemos preguntarnos es por qué uno de los parlamentarios más serios, riguroso, moderado y con talento político ha tenido que dejar la jefatura del gabinete.

Es bastante liviano y carente de análisis político sostener que por problemas de carácter o afinidad con la Presidenta. Otros dirán que por las diferencias de opinión, que con bastante frecuencia filtraron a los medios de comunicación, en fin, creer que el cambio se da por ese tipo de razones es no entender el cambio político que está ocurriendo en la Nueva Mayoría I (NMI).

La salida de Burgos marca el nacimiento de la Nueva Mayoría II (NMII). Usted se preguntará ¿Por qué?, si la Presidenta nombró a otro democratacristiano en esa misma cartera. No es lo mismo. Es evidente que el “Peta” no seguirá la línea de Burgos (por eso se fue) de manifestar la diversidad que representa que la democracia cristiana sea parte del Gobierno. El PC fue sin duda el más contento de los partidos del oficialismo con la salida de Burgos.

La salida de Burgos aumenta significativamente que nos vayamos a un escenario presidencial más propio de Latinoamérica que el que llevábamos en nuestra transición, donde dos grandes coaliciones disputaban el poder, habiéndonos alternado en el gobierno. En otras palabras, una democracia más estable propia de los países desarrollados donde compiten la centro derecha e izquierda, sin temer saltos al vacío o aventuras populistas tan propias de nuestro continente.

Está ocurriendo algo obvio: cuando la DC gobierna con el PC, siempre gana el Partico Comunista.

La evolución de una de las coaliciones más exitosas de la política chilena como lo fue la Concertación al gobernar cuatro periodos consecutivos, es impresionante. Una muerte súbita que ni en el mejor guion cinematográfico alguien podría haber predicho. Nadie se atreve a defender lo que hicieron en 20 años. Un presidente de uno de los partidos más influyentes del conglomerado llegó a graficar su voluntad política de eliminar todo lo que habían hecho señalando que había que pasar la retroexcavadora.

Pues bien, ellos mismos la mataron inventando la NMI, que no fue otra cosa que incorporar al PC al conglomerado de gobierno, como también, y tal vez lo más importante, gran parte de sus aspiraciones programáticas al programa de gobierno. Al igual que en la UP, donde siendo clara minoría trataron de imponerle a la inmensa mayoría de los chilenos un modelo de sociedad socialista que la ciudadanía rechazaba, ahora siguen adelante con reformas donde la inmensa mayoría las rechaza según las encuestas más importantes del país.

Basta ver cómo tratan algunos al ex mandatario Ricardo Lagos frente a una posible postulación presidencial para el 2007. En él simbolizan como nadie lo que hizo la Concertación durante 20 años. Saben que él no puede ser el abanderado de la NMI. Lo obligarán a ir a primarias y saben que lo más probable es que no participe.

Si los partidos tradicionales de la Concertación acordaran no hacer primarias para apoyarlo, el PC, Boric, Jackson, entre otros, levantarán una candidatura izquierdista conformando la Nueva Mayoría II asegurando una asamblea constituyente y profundizando el trabajo que ha hecho la retro para destruir los cimientos que permitieron un desarrollo jamás visto en tres décadas en nuestro país.

La NMII levantará su propia lista parlamentaria porque al terminarse el sistema binominal y transitar a uno proporcional en vez de disminuir la actual representación parlamentaria que tienen los que la suscribirían la aumentarán.

La partida de Burgos es el término de una etapa de la NMI para iniciar después de las municipales una completamente distinta.

Lo más leído

DF Multimedia