Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Columnistas

Salir a la calle

Tomás Sánchez V. Autor Public Inc., Investigador Asociado Horizontal

Por: Tomás Sánchez V. | Publicado: Viernes 5 de noviembre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Tomás Sánchez V.

Mientras muchos compran dólares, Fintual acaba de cerrar una ronda de capital por 39 millones de dólares liderada por Sequoia Capital, el mejor Venture Capital del mundo. El mismo que invirtió temprano en Apple, Google, PayPal, Square, WhatsApp, YouTube, Linkedin, Stripe y AirBnB, hoy se suma a la racha de inversión en Chile. El mismo año que muchos hablan de escaparse a Estados Unidos, Kaszek Ventures levanta un fondo para invertir mil millones de dólares en Latinoamérica, alineado con el récord de siete startups chilenas que clasificaron a Y Combinator, la mejor aceleradora del planeta.

Imagen foto_00000001

Si tengo que apostar por el desarrollo de la región, pongo mis fichas en la nueva economía basada en el conocimiento, la tecnología y una nueva ética de hacer negocios. Una nueva camada de empresas donde sus empleados son sus mejores embajadores, donde existen menos complejos a aparecer en público y explicar por qué hacen lo que hacen.

"Nosotros catalizamos todo un ecosistema de creación valor, donde la empresa sólo se queda con una pequeña fracción", me comentaba un empresario semanas atrás, agregando que "a pesar de eso, se nos denosta constantemente". Adivino que su ingrato sentimiento tiene origen en el antiguo paradigma empresarial privado versus público. Las empresas, piolitas a puerta cerrada; la política, a viva voz en la feria. A pesar de su rol protagónico en la sociedad, las empresas esperan reconocimiento y valoración sin dialogar con ella. Lo que no se comunica no existe, la realidad no se explica sola. Quien no se presenta en sociedad, no forma parte de ella.

Es esencial salir a la calle. Pasar de una posición defensiva en la trinchera, a la ofensiva como líderes de un nuevo paradigma de desarrollo. Con la misma audacia que Facebook cambió su nombre y estrategia a Meta –para enfocarse en la naciente industria del Metaverso–, muchas empresas podrían dar también sus respectivos golpes de timón. Lo de Zuckerberg es análogo a que J.P. Morgan hubiese cambiado su nombre DeFi, en vez de ponerle la proa a las Fintech y el blockchain, y liderar la creación de un nuevo ecosistema. Si una corporación de 86 mil millones de dólares puede ajustar su rumbo, todas pueden. Ahí está la ofensiva.

Todo buen emprendedor sabe que donde hay un gran problema hay un buen negocio. Pues bien, tenemos uno grande y se llama cambio climático. Ad portas a la COP 26 que se realiza actualmente en Glasgow, Larry Fink, CEO de Black Rock, declaró que los próximos mil unicornios vendrán de la industria de la agricultura sustentable, hidrogeno, cemento y acero verdes. El futuro está en el CleanTech y Chile, dada sus condiciones, está en una inmejorable posición para liderar esta industria. No me hagan explicarlo.

Salir a la calle es liderar. Es abandonar la complacencia a puerta cerrada de creer tener la razón. Es poner ideas sobre la mesa y discutirlas. Persuadir a otros y enfrentar contra-argumentos. Es tender puentes y lograr acuerdos. Es gestionar, innovar, invertir y arriesgar. Es aparecer en público, defender el rol de la empresa como un actor fundamental en la generación de bienestar social y medioambiental, y actuar consecuentemente. Es proyectar empresas y país al futuro. Es ganarse el reconocimiento de la sociedad y tirar el carro del desarrollo, gracias a la genuina creación de valor. Salir a la calle es levantar 39 millones de dólares y seguir metiéndole pa 'delante.

Lo más leído