×
Sergio Lehmann

La polarización pone freno al crecimiento

Sergio Lehmann Economista Jefe de Bci

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Lunes 3 de junio de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

Desde hace ya algunos años hemos visto que, tanto en Chile como en el mundo, la sociedad se ha tornado más polarizada. Las posiciones se reconocen más extremas y menos dialogantes. Se advierten, entonces, menos puntos de encuentro y amplias brechas entre distintas posiciones en cuanto a políticas económicas y sociales.

Imagen foto_00000002

Bajo ese escenario se deben realizar esfuerzos titánicos para poder alcanzar consensos y avanzar, reconociéndose retóricas más agresivas, que descalifican y refuerzan las diferencias más que los puntos de acuerdo. Eso ha llevado a que el desarrollo de las economías pierda impulso, aumentando las dificultades para articular políticas de modernización que apunten a mejorar la eficiencia y la competitividad. Como resultado, la confianza se debilita, las economías pierden dinamismo y la frustración se acrecienta. Paradojalmente, esto se da en momentos en que vemos una explosión de oportunidades que nacen con las nuevas tecnologías y que ofrecen posibilidades infinitas de desarrollo.

¿Por qué vemos al mundo atrapado en esta polarización? Varias hipótesis podemos levantar para explicar este fenómeno. La primera tiene que ver con el mayor bienestar que ha alcanzado la sociedad. Tras satisfacer de buena forma sus necesidades básicas, comienza la búsqueda de mayor acceso a nuevos bienes, como son la cultura, recreación, una mejor educación, mayor calidad en salud y mejores pensiones, entre otros. Ese paso es esencial para fortalecer el avance económico y el bienestar social. Pero se trata también de una sociedad más empoderada, que a pesar de la incuestionable legitimidad de sus demandas, muchas veces se deja llevar por pasiones y visiones sin fundamento técnico.

Una segunda hipótesis apunta a que las redes sociales juegan hoy un rol clave, al abrir espacios, en ocasiones mal utilizados, para plantear posturas extremas, más bien ideológicas, que empobrecen el debate y favorecen miradas miopes. En tercer lugar, fronteras más abiertas en el mundo han incrementado la migración, en algunos casos exacerbando nacionalismos oportunistas que menosprecian el bien común. Finalmente, se ha ido remarcando el individualismo, que desvía el foco respecto de lo colectivo.

Como se advierte, este fenómeno es de carácter global. La guerra comercial es en parte reflejo de ello. Las posturas más duras y distantes en Reino Unido respecto del Brexit también. Gobiernos menos dialogantes en algunos países apuntan en la misma dirección. En Chile, vemos que se dificulta de sobremanera el avance en reformas donde a nivel técnico existe acuerdo. Sin embargo, la polarización y atomización impiden que el proceso legislativo avance con celeridad, de forma de tomar un camino de mayor crecimiento y desarrollo.

¿Cómo se aborda esta disyuntiva? Insistiendo hasta la majadería en políticas bien fundamentadas, con foco en la economía del país. Entre ellas, fortalecer la flexibilidad, entregar mayores estímulos para la inversión, simplificar la burocracia, mejorar las pensiones sobre una base técnica basada en eficiencia e incentivos apropiados, modernizar el Estado, mejorar la calidad de la educación. Un escenario global más complejo e incierto debiera impulsarnos en esa dirección. El ajuste a la baja en las perspectivas de crecimiento para este año es el fiel reflejo de la necesidad de fortalecer una mirada colectiva. Puede ser que esta evidencia nos lleve a retomar el camino de los consensos, dejando de lado una polarización que nos frena.

Lo más leído

DF Videos