×
Sergio Lehmann

Ojo con los costos del calentamiento global

Sergio Lehmann Economista Jefe BCI

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Lunes 2 de septiembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

Más allá de los efectos climáticos que registramos, con aumentos en las temperaturas y menores precipitaciones, junto con la preocupación por el impacto irreversible que genera en la flora y fauna de nuestro entorno, es importante tener presente los costos económicos asociados al calentamiento global, de forma de fortalecer las conductas de cada uno de nosotros para contener este proceso. Tal como dan cuenta los registros de las últimas décadas, el cambio climático es una realidad de la que debemos hacernos responsables, tras haber incrementado de forma sistemática en el último siglo las emisiones de contaminantes a la atmósfera. En los últimos 20 años esta conducta se ha agudizado, con emisiones de dióxido de carbono que en ese plazo se incrementan 50%, temperatura de la tierra que sube cerca de 0,5°C promedio y niveles de océanos que se elevan 20 cm. Los efectos en déficit de lluvias que este escenario ha llevado representan un desafío crucial para el mundo agrícola. Esto bien lo sabemos en Chile, reconociendo que hoy enfrentamos la peor sequía en 60 años. Como primera aproximación a los costos del cambio climático entonces, se advierte la necesidad de fortalecer la infraestructura de riego, construyendo embalses y teniendo un uso más eficiente del agua con la introducción de nuevas tecnologías. Si bien se reconocen avances en nuestro país en este ámbito en las últimas décadas con la implementación de sistemas de riego más seguros, de forma abrumadora el mayor porcentaje de la superficie cultivable es aun altamente dependiente de las precipitaciones.

Imagen foto_00000004

Para entender el impacto económico del cambio climático, una investigación de Kompas, Van Ha y Nhu Che de 2018, publicado en la revista Earth’s Future, da pistas en esa línea. Utilizando un modelo de equilibrio para la economía global, se evalúan los costos asociados a caídas en la productividad agrícola y deterioro en la salud de la población debido a la contaminación del aire, bajo escenarios que van de un aumento entre a 1 a 4 grados en la temperatura de la tierra. No se miden los efectos de pérdida en biodiversidad, la aparición de especies invasivas, cambios en fuentes de energía o los costos asociados a migraciones masivas. Los modelos hasta ahora desarrollados no capturan estas dimensiones, aunque se reconoce que pueden ser de gran magnitud, especialmente hacia el largo plazo si no se toman prontamente medidas correctivas. En el trabajo desarrollado se deduce que para Chile, de aquí a 25 años, el calentamiento global conllevará costos de US$ 130 millones por año, que de no mediar medidas de contención llegaría a US$ 7 billones anuales de aquí a 80 años plazo. Para el mundo, se calcula que hoy día involucra US$ 125 billones por año, que se incrementarían a US$ 1 trillón anuales en 25 años, que se multiplicarían por seis en las siguientes décadas. El impacto en bienestar social asociados a estos valores es gigantesco.

Pueda ser que la intensa sequía que estamos enfrentando, junto con la organización del COP25 en Chile, donde se analizarán con profundidad los efectos del cambio climático, sumado a los recientes incendios en el Amazonas que han levantado alarmas a nivel mundial por la pérdida de miles de hectáreas de bosques, nos lleve a tomar conciencia de la urgente necesidad de adoptar medidas que pongan freno a este proceso. Como bien se ha logrado estimar, los costos económicos de no hacerlo son de gran magnitud y no es en absoluto justo que lo deban pagar nuestros hijos y nietos.

Lo más leído