×
[an error occurred while processing the directive]
Sergio Lehmann

Tendencia global en impuestos: ¿cómo se ve Chile?

Sergio Lehamnn Economista Jefe Bci Estudios

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Miércoles 10 de mayo de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

El gobierno de Trump ha anunciado un agresivo plan de rebaja de impuestos, con el propósito de que las empresas estadounidenses ganen competitividad y la economía recupere dinamismo. Más allá del impacto negativo que podría generar en las cuentas fiscales, reconoce como foco clave simplificar el sistema tributario y dar un impulso al crecimiento, a través de mayores incentivos para la inversión. En Europa se han ido fortaleciendo posiciones que apuntan en esa misma dirección. Macron, recién elegido presidente de Francia, contempla aplicar una disminución de impuestos a las utilidades de empresas y en el mercado inmobiliario, además de otros ajustes. Siendo de todas formas mucho más tímida que la propuesta para EEUU, detrás aparece nuevamente el objetivo de recuperar competitividad y sacar a la economía francesa de un prolongado estancamiento. A nivel latinoamericano, destaca la propuesta de recorte de impuestos en Perú, buscando estimular la inversión y simplificar el marco general.

En Chile, en línea opuesta a esta tendencia, aunque reconociendo que se requerían impuestos más altos para abordar las urgentes necesidades en el ámbito social, particularmente en educación y salud, se implementó una reforma tributaria compleja y demasiado gravosa para las compañías nacionales. Al mismo tiempo, se eliminó el FUT, un mecanismo clave que se introdujo como incentivo para la inversión privada hace algunas décadas atrás. Ello ha contribuido de manera fundamental a la caída en la inversión, más allá del fuerte retroceso que ha experimentado la inversión en minería. En consecuencia, de acuerdo a estimaciones empíricas, la reforma tributaria estaría llevando a un menor crecimiento de la economía, entre 0,75% y 1%; un impacto de primer orden. De esta forma, el efecto recaudatorio que se preveía para esta reforma ha sido mucho menor. Al mismo tiempo, se ha mermado la capacidad de crecimiento potencial de la economía.

¿Cómo debemos enfrentar esta realidad? El actual marco tributario en Chile ha hecho perder competitividad a las empresas. Es fundamental, entonces, hacerlo más simple y menos gravoso. Pasar a un sistema completamente integrado aparece como un paso evidente. Además de llevar a una baja acotada en los impuestos, simplifica el marco general e iguala las condiciones tributarias de empresas nacionales y externas. Adicionalmente deberían reinstalarse incentivos para la inversión. De forma de no impactar negativamente el balance fiscal, el gasto público previsto para los próximos años debería exhibir un muy bajo crecimiento. Es fundamental en este sentido no perder de vista la necesidad de alcanzar un equilibrio fiscal estructural lo más pronto posible. Detrás de ello debería contemplarse una racionalización en la reforma educacional, sin comprometer mayores recursos públicos y apuntando a focalizar los esfuerzos en este ámbito en la calidad. De pasada, se evita convertirla en un instrumento regresivo en términos de distribución del ingreso. Es necesario dejar fuera de la discusión temas ideológicos, que no tienen fundamento empírico. Son los criterios técnicos los que deben dominar las acciones de la política económica para los próximos años.

Lo más leído

DF Videos