Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Sergio Lehmann

¿Y qué ocurre más allá de nuestras fronteras?

Sergio Lehmann Economista jefe Banco Bci

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Lunes 4 de octubre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

En lo más reciente, y con justa razón, el análisis económico ha estado intensamente dominado por la mirada local, reconociendo un escenario complejo, marcado por la incertidumbre política y un debate teñido por el populismo. Sin embargo, es clave también analizar detenidamente los desarrollos a nivel mundial, entendiendo que para una economía pequeña y abierta como la chilena su incidencia es de primer orden, al tiempo que los mercados externos representan la principal fuente de oportunidades para avanzar.

Imagen foto_00000004

La economía global viene recuperándose con fuerza desde hace ya varios trimestres. Sin embargo, distintos factores han llevado a alguna desaceleración en lo último, advirtiendo que aún existen desafíos pendientes para superar la crisis sanitaria. Los contagios, si bien han retrocedido, se mantienen elevados en algunos países. Ello genera de forma natural un mayor distanciamiento social, afectando aquellas actividades que requieren de alta presencialidad.

Al mismo tiempo, las cadenas de suministro se encuentran muy exigidas, reconociendo que la recuperación de la demanda ha sido rápida, pero las restricciones sanitarias han limitado respuestas igualmente aceleradas del lado de la oferta. Asimismo, a diferencia de lo que vemos en Chile, las medidas de estímulo fiscal han comenzado ya a retirarse en la mayoría de los países, entendiendo que no es viable continuar con ellas sin generar desequilibrios que comprometan el crecimiento de largo plazo. Se ha configurado un escenario en que la inflación ha subido con fuerza globalmente, aunque buena parte de ello responde a factores transitorios.

Se mantienen espacios, entonces, para que la política monetaria en Estados Unidos y Europa, entre otros, siga apoyando la recuperación económica, reconociendo que algunos sectores aún aparecen muy dañados. En Chile, eso no es posible. Los masivos apoyos del lado fiscal aún presentes, junto con la alta liquidez derivada de los retiros de fondos de pensiones, no dejan espacio para que el Banco Central siga entregando estímulos, previéndose que en los próximos meses los haya retirado completamente. De otra manera, la alta inflación persistiría, con los consecuentes altos costos que ello significa, especialmente para sectores vulnerables. Cabe destacar que la credibilidad es el principal activo de un banco central.

En este ya complejo escenario, aparece un invitado de piedra: Evergrande. Se trata del mayor desarrollador inmobiliario chino, con una deuda de US$ 300 mil millones, equivalente a más del 100% del PIB chileno. Evergrande no está en condiciones de cumplir con sus obligaciones financieras. ¿Podría, entonces, amenazar la recuperación global? Lo más probable es que no, bajo la premisa de que las autoridades chinas tienen suficientes incentivos para contener los impactos que podría provocar. Pero habrá que estar atentos a este desarrollo, que al menos por ahora ha elevado la tensión en los mercados.

Respecto a América Latina, vemos una recuperación que es insuficiente para compensar la caída en actividad y bienestar que trajo la pandemia. La excepción es ciertamente Chile, que contaba con mayores capacidades, desde el punto de vista fiscal y monetario, para enfrentar el tremendo shock que hemos vivido. Ello reconoce la necesidad de contar con potentes herramientas de política, de forma de enfrentar con éxito una crisis. La que vivimos con seguridad no será la última, por lo que es clave reconstruir el marco fiscal para esos efectos y no introducir rigideces que limiten el accionar.

Lo más leído