×
Tomás Izquierdo

La nueva transición

TOMÁS IZQUIERDO SOCIO GEMINES CONSULTORES

Por: Tomás Izquierdo | Publicado: Miércoles 15 de noviembre de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Tomás Izquierdo

Tomás Izquierdo

Este domingo hay mucho en juego. La senda del crecimiento se perdió. El complejo de ejercer la autoridad, la captura de ésta por grupos de interés, el empoderamiento del consumidor, las malas prácticas del mundo empresarial, las redes sociales con su post-verdad y el financiamiento ilegal a la política, constituyen, sin un orden jerárquico, una reseña de los principales temas que discute la intelectualidad.

Hasta 2013 discutíamos un “fine tunig” institucional, de manera de mejorar el desempeño con continuidad. No vimos que detrás de esa aparente continuidad se ocultaba un descontento acumulado; desde grupos de interés que lo quieren todo y ahora, como los estudiantes universitarios, hasta políticos profesionales que arrastraban algún tipo de culpa o complejo, una sensación de traición a sus ideales de juventud. Las fuerzas capaces de “tirar el mantel”, tenían una potencia superior a la que imaginábamos. Los tecnócratas, cometimos el error de encerrarnos en nuestra visión simplificada de la sociedad, asumiendo que lo relevante es que íbamos por el camino correcto y que podíamos exhibir resultados que lo certificaban, como haber triplicado el ingreso per-cápita en dos décadas, o haber reducido dramáticamente la pobreza. No nos dimos cuenta de otras dimensiones: una creciente clase media que, aunque con mejores niveles de ingreso, seguía sintiéndose excluida, o consumidores que se sentían abusados, o minorías que aún se sentían discriminadas. Ha sido la llamada crisis del desarrollo medio, potenciada por el empoderamiento de la sociedad civil, la fuerza de las redes sociales y la dramática carencia de liderazgo político.

El gobierno que termina permitió que estas insatisfacciones se manifestaran, pero sobreponderó algunas, las de los grupos con más poder de captura, y subestimó otras. Falló abiertamente en la capacidad de dar respuesta a esas demandas, de encausarlas. No entendió que para ello se requiere un proyecto de largo plazo, consensuado, que lejos de hacerse cargo de una sumatoria de urgencias puntuales, en tiempo real, lidere un proyecto armónico de futuro, que postergue la satisfacción inmediata en pos de un logro más amplio y perdurable de largo plazo. No todo está perdido. Además de aquellos grupos disconformes, más disruptivos, que quieren cambiarlo todo, la inmensa mayoría ha re-valorizado los logros alcanzados en las últimas décadas. Quieren correcciones al modelo, pero no quieren una retroexcavadora. Es la mayoría que le dará un triunfo a la centro-derecha, que astutamente hoy recoge los notables logros de dos décadas de gobiernos de la Concertación, luego que sus verdaderos padres, auto-flagelantes, desconocieran a su hijo.

Ganada la elección comienzan los desafíos. La capacidad que tenga Piñera para captar a los viudos de la antigua Concertación es clave. El gobierno comenzará con algunos comodines, tiene que aprovecharlos. Primero, la economía está en recuperación, es probable que se “despierte” un círculo virtuoso de mayor inversión, empleo, ingreso y demanda interna, lo que resta eco a las fuerzas disruptivas. Segundo, el resultado electoral será holgado para Piñera, toda vez que muchos que no votarían por él no irán a votar, y que otros tantos, antiguos votantes de la Concertación, son hoy parte de su voto oculto, que sí irá a votar. Prioridades: reforma tributaria, que simplifique el sistema, lo integre completamente, y retome el incentivo a la inversión en las empresas; revisar la regulación medio ambiental, quitarle discrecionalidad política en las decisiones, e incorporar de forma más explícita y vinculante a las comunidades afectadas; en lo laboral, avanzar hacia una mayor flexibilidad. Paralelamente, reforma previsional realista, preservando la esencia y asegurando una pronta mejoría en las pensiones de los grupos más desprotegidos; reforma a la salud, más cobertura y menores costos; foco en la calidad de la educación y en recursos para la pre escolar y la técnico profesional. Avanzar en paralelo, entregando señales que estimulen la inversión y el crecimiento, y en programas sociales que le den viabilidad política al gobierno.

La nueva transición

 Ganada la elección comienzan los desa

Lo más leído

DF Videos