×
Columnistas

Trasformación Digital | Sin miedo a la reconversión laboral

Bárbara Silva, directora de SingularityU Chile y CEO de la consultora Best Innovation

Por: Bárbara Silva | Publicado: Miércoles 25 de septiembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Bárbara Silva

Para nadie es un misterio que la cuarta revolución industrial o la "industria 4.0" ya llegó con digitalización, inteligencia artificial y robotización.

Pero más allá de los avances tecnológicos la preocupación de los trabajadores pasa por el temor a quedar obsoletos, a ser reemplazables. Y razones tienen. Un reciente estudio de Clapes UC sostiene que "la probabilidad de automatización de un empleo promedio en el país es de 42,2 %, mientras que un 17% de los ocupados presenta un alto riesgo de ser reemplazado por una máquina en sus labores".

Imagen foto_00000004

Esto porque la revolución digital está transformando cadenas de valor y estructuras de poder y redefiniendo sectores productivos tradicionales, lo que demanda nuevos modelos de negocios en que se requieren nuevas habilidades y más complejas.

El anuncio del Banco de Chile de eliminar puestos de trabajo e incorporar tecnología de punta en sus sucursales, que tendrán más de 30 funcionalidades distintas, hizo sonar ciertas alarmas en sus sindicatos. No obstante, la entidad rápidamente se encargó de aclarar que el proceso no implicaría una salida masiva de empleados y que ya se están realizando capacitaciones para los ejecutivos que se van a "reconvertir".

Si hace unos años las personas se preocupaban de la obsolescencia de aparatos de última tecnología (como los teléfonos móviles), hoy cada día más personas están quedando obsoletas y siendo reemplazadas por esta misma tecnología y sus aplicaciones.

La reconversión laboral, entonces, es una realidad a la que no hay que temer. Y esto es porque los nuevos negocios –y también muchos de los tradicionales- requieren a su vez de nuevas habilidades.

La firma automotriz Mercedes Benz decidió hace unos años instalar, por primera vez, una fábrica fuera de Alemania. Escogió Estados Unidos para hacerlo. Más allá de este atrevimiento transoceánico la apuesta fue más lejos. Ante la escasez crítica de técnicos automotrices calificados MBUSA se convirtió en la primera firma en establecer un Programa de Aprendizaje Registrado para veteranos de guerra (denominado DRIVE) a través del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU.

DRIVE ofreció reconvertir a veteranos de las guerras del Golfo, de Irak y de Afganistán en Técnicos de Sistemas Certificados de Mercedes-Benz, con lo que los ex soldados en tan solo unos semestres tendrían la oportunidad de aprender un nuevo oficio y estar completamente empleados por la firma después de completar el programa.

En Chile existe la necesidad de reconvertir "personal obsoleto" para los nuevos desafíos de la industria 4.0. El norte de nuestro país, cuna de mega proyectos de energías renovables, de exploración astronómica, de explotación del Litio, necesita mano de obra calificada. Porque los nuevos procesos y negocios requieren otros trabajadores.

Muchos de estos futuros negocios y procesos están creando oficios que no existen, para los que se requerirán nuevas habilidades y conocimientos. Urge, entonces, que al igual que lo sucedido con los celulares en la última década los trabajadores se reconviertan y estén a la vanguardia tecnológica con nuevas aplicaciones y constantes actualizaciones.

Lo más leído