×
Columnistas

Un desarrollo centrado en la gente

Li Wuji Encargado de Negocios a.i. de la Embajada de China en Chile

Por: Li Wuji | Publicado: Viernes 24 de agosto de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Li Wuji

Este año se conmemora el 40° aniversario de la implementación de la política de Reforma y Apertura en China. En estas cuatro décadas China no sólo ha logrado un desarrollo económico acelerado y sostenido sino también ha mejorado significativamente el nivel de vida de su pueblo, con los continuos avances en salvaguardar los derechos fundamentales de las personas y atender la necesidad de los chinos de un mejor futuro.

Imagen foto_00000003

Los éxitos de la Reforma y Apertura radican en que hemos encontrado un camino de desarrollo adaptado a las realidades del país. China sigue la filosofía centrada en las personas en su búsqueda de desarrollo innovador, coordinado, verde, abierto y compartido, la cual significa que la gente será la fuerza conductora para el desarrollo y al mismo tiempo su primera beneficiaria. El Gobierno chino siempre adhiere a esta estrategia de desarrollo centrado en la gente y ha hecho esfuerzos permanentes por eliminar la pobreza y la desigualdad, incrementar el empleo y los ingresos, proporcionar educación y servicios de salud de alta calidad, fortalecer la creación de un sistema de bienestar social, promover la justicia social y garantizar plenamente los derechos de mujeres, niños, personas con discapacidad, ancianos y minorías étnicas, etc., a fin de respetar la dignidad y los derechos de las personas, mejorar el bienestar y los niveles de vida, y hacer más equitativo el desarrollo.

Ultimamente, aquí han surgido algunas voces críticas sobre la situación de los derechos humanos de China. Pero para entender lo que está pasando en China hay que entenderla en su origen, en su desarrollo y en su historia. ¿Dónde estábamos hace 40 años y dónde estamos ahora? Ese debiera ser el foco principal de todo análisis.

China es identificada por la ONU como el país de más rápido crecimiento en los últimos 30 años y ha creado un milagro de desarrollo en la historia de la humanidad. Hoy puede alimentar a sus más de 1.300 millones de habitantes, ha sacado de la pobreza a 800 millones de chinos, ha reducido en un 70% la población mundial en pobreza y ha hecho importantes contribuciones a los esfuerzos globales de combate a la pobreza y promoción de los derechos humanos. El PIB per cápita de China pasó de los USS 100 en 1978 a más de US$ 9.000, y más de 400 millones de chinos han entrado en el grupo de ingreso medio. Cualquier persona sin prejuicio reconocería allí los tremendos avances en aspecto de los derechos humanos.

El desarrollo de China no sólo ha brindado una vida mejor a su propio pueblo, sino también ha ofrecido beneficios concretos a otros pueblos del mundo, incluyendo Chile. China ya se ha convertido en el mercado más grande y potencial del mundo. Actualmente, los productos chilenos como vino, frutas, salmons y otros han llegado en las familias de China, y muchos chilenos han tenido la experiencia del fácil acceso de los productos chinos a través de ALI-EXPRESS. El rápido y continuo crecimiento en los intercambios comerciales ha traído muchas facilidades para mejorar la calidad de vida de ambos pueblos, a pesar de la larga distancia geográfica que nos separa.

Siendo China el mayor país en vías de desarrollo del mundo, todavía tenemos muchos aspectos que mejorar en ese proceso y en satisfacer las crecientes necesidades por una vida mejor del pueblo chino. Somos conscientes de las dificultades y desafíos, y estamos dispuestos a trabajar junto con otros países, incluyendo los amigos chilenos, en procura de la prosperidad general de un mundo mejor.

Lo más leído

DF Videos