Columnistas

Una mirada de largo plazo a la minería

Alfonso España Investigador de Horizontal

Por: Alfonso España | Publicado: Martes 16 de marzo de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Alfonso España

En 2015 “Chuqui” cumplió un siglo de operación industrial. ¿Cuál es la estrategia minera de Chile para los próximos cien años? El alza del precio del cobre -ha superado los US$4 la libra- no induce a ese diálogo de largo plazo, sino a aprovechar la oportunidad para elevar la recaudación fiscal hoy a partir del royalty. En vez de actuar por un movimiento que bien podría ser solo volatilidad efímera, resultaría más conveniente pensar a largo plazo la viabilidad del sector y sus desafíos.

Imagen foto_00000002

Si lo que buscamos es aumentar el aporte de la minería a las arcas fiscales, una forma alternativa y sustentable es revisando las patentes que pagan las concesiones, bajas en Chile en comparación con el resto de los países mineros. Dados los bajos precios de estas, no sorprende que el 43% del territorio nacional -excluyendo la Antártica- se encuentre cubierto de concesiones de exploración o explotación, y que en muchas comunas el área concesionada supere el 100% (superpuestas y a la espera de que el concesionario actual las abandone).

Pensar un mecanismo más efectivo, tanto en recaudación como en creación de un mercado dinámico, permitiría perfeccionar la legislación vigente. La actual genera poca recaudación (menos de US$ 70 millones al año) e induce al acaparamiento de ciertas concesiones que no son explotadas ni exploradas al ser concentradas en pocos concesionarios. Las mejores prácticas internacionales generan mucho dinamismo en exploración, con concesiones limitadas a 2 o 3 años (prorrogables), precios que inducen al uso efectivo de la concesión, promoción de la inversión y descuentos en la patente a las empresas que hayan realizado contraprestaciones. Así, lo lógico sería, entre otras medidas, igualar las patentes metálicas con las no metálicas, subir su precio progresivamente y premiar el uso efectivo de la concesión.

Existen otros temas de largo plazo que discutir, como el desarrollo de una mediana minería, la cercanía de los nuevos yacimientos a zonas agrícolas y asentamientos urbanos, el aumento de la automatización y la productividad, el capital humano del sector y la creación de mayor valor agregado en la industria. Los grandes pórfidos conocidos como “Chuqui” o Escondida ya están siendo explotados y se espera que los nuevos yacimientos sean de escala mediana. Para ser viables, estos últimos requerirán una mayor productividad en términos de tecnología y conocimiento. También se sabe que están ubicados en la zona central, lo que entre otras cosas generará competencia por el agua.

Estos desafíos nos invitan mirar más allá del impuesto específico para un alza momentánea, pues de resolverlos depende la sostenibilidad un sector que ha sido y debe seguir siendo, un motor de desarrollo económico para país. Poder mantenernos como el principal exportador del metal rojo por el próximo siglo y hacer crecer nuestra participación en otros minerales, diversificar la matriz exportadora y desarrollar más de otros productos debe ser parte de la estrategia económica de cualquier gobierno futuro.

Lo más leído

DF Multimedia