×
Columnistas

Una reflexión “australiana”

Mauro Mezzano Socio fundador Vantaz Group

  • T+
  • T-

Hace unas semanas estaba en Australia, en una relevante reunión del mundo minero. Estábamos listos para ir al almuerzo, e intempestivamente nos cambiaron el lugar designado. Nos asustamos. ¿La razón? Personas protestando fuera del hotel, por el efecto que la minería tendría en algunos de los problemas más graves en el medio ambiente. Fue preocupante, nos dejó a todos con un sabor amargo.

Es difícil que la ciudadanía abrace los logros que la industria ha realizado en pos de cuidar el ecosistema natural y social el en que se desarrolla. Y es más difícil en el contexto social actual, que no sólo en Chile está enredado y dividido. Está complicado en el mundo entero, por eso es que no se puede ser localista al plantear los desafíos futuros.

De hecho, muchos hemos estado pendientes en estos días de las 100 empresas multinacionales más grandes del mundo que se reunieron en Davos, Suiza, para recapitular los grandes desafíos que tiene por delante el capitalismo. Una reunión que cumple 50 años en esta versión, con un título claro: “Actores para un mundo más coherente y sostenible”.

Sin duda la coherencia y sostenibilidad son clave en la supervivencia de la minería no sólo como una actividad exitosa, sino también como una actividad respetada en los ciudadanos, y por qué no, hasta querida.

Más allá de los vaivenes de los precios y los mercados, la licencia social se abre como un tremendo desafío para las mineras, que ya han gastado grandes cantidades de dinero desarrollando programas que las acerquen a sus comunidades inmediatas. Sin embargo, por lo que vi en Australia, falta mucho por acercarse a los ciudadanos. Probablemente esto pase también por tener líderes aún más vinculados con las personas que no son mineras, que hablen un lenguaje claro y empático, ejecutivos de todos los niveles que mantengan excelentes relaciones con las comunidades y sus propios líderes.

“Nuestros esfuerzos para mantener el calentamiento global limitado a 1,5°C se están quedando peligrosamente cortos”, remarcó el fundador y presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en un comunicado. “Con el mundo en una encrucijada tan crítica, este año debemos desarrollar un Manifiesto de Davos 2020 para reimaginar el propósito y los cuadros de mando para las empresas y los gobiernos”.

Si miramos los seis ejes temáticos de la reunión, todos se vinculan con los temas en que está trabajando la minería: respuesta a los retos del cambio climático, logro de una economía más inclusiva, creación de un consenso global sobre el despliegue de tecnologías de la cuarta revolución industrial, entrenamiento para mil millones de personas en la próxima década, crear puentes para resolver conflictos globales y ayudar a las empresas a crear los modelos necesarios para impulsar la cuarta revolución industrial. Todos, son parte de las estrategias de la actividad minera en el mundo.

Por eso, me parece que hoy más que nunca, debemos abrir las puertas de la minería a toda la comunidad, vincularnos más con los demás sectores productivos, con la opinión pública, con las universidades. Debemos mostrar sin pudor nuestros logros, aplaudir nuestras hazañas, pedir perdón por nuestros errores. Acercar a los líderes, poner más diversidad en las mesas directivas.

Si no lo hacemos, puede que nuestros nietos ya no quieran saber nada de la industria en que nos desarrollamos.

Lo más leído