×
Columnistas

Xu Bu, embajador Chino en Chile: El “bullying” monetario de EEUU es totalmente impopular

Xu BU Embajador en chile de la república popular china

Por: Xu BU | Publicado: Lunes 2 de septiembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Xu BU

Hace poco, el Departamento del Tesoro de EEUU ha calificado a China como "país manipulador de divisas". Esta medida, además de contradecir sus propios criterios, ha mostrado la intención de algunos políticos estadounidenses de aprovecharse de este tema para ejercer el "abuso monetario" contra China, lo cual traerá mayores riesgos a la economía global.

Imagen foto_00000001

Manipular el tema de divisas es la estrategia habitual de EEUU para reprimir a sus "competidores". En los años 80 del siglo pasado, con la imposición del Acuerdo Plaza, EEUU logró una abrupta apreciación del yen japones frente al dólar, llevando a Japón a una recesión económica de más de dos décadas, y también ha acusado a Corea del Sur y otras economías de manipular sus monedas en reiteradas ocasiones, y ha incluído los países como Italia, Singapur y Alemania en la lista de monitoreo. Cabe decir, para mantener la hegemonía del dólar, EEUU no duda en recurrir a este instrumento para eliminar la competencia.

Aprovechando la hegemonía del dólar, EEUU puede financiar su déficit comercial y fiscal con la emisión excesiva de billetes provocando desequilibrios comerciales y turbulencias financieras a nivel global. Y por la necesidad de mantenimiento y la generación de valor y para estabilizar sus monedas, las economías emergentes se ven obligadas a reinvertir en la deuda pública de EEUU los dólares acumulados en el comercio con este país. A través de este sistema distorsionado e injusto, EEUU consigue arrebatar a los países de mercados emergentes sus frutos de desarrollo, pero también ha dejado su economía sumida en los problemas crónicos como el consumo excesivo y la burbuja de deuda.

Después del estallido de la crisis financiera internacional, velando por sus propios intereses, Estados Unidos ha implementado varias rondas de flexibilización cuantitativa para transferir su déficit al exterior, trayendo serios impactos al desarrollo y la estabilidad de todos los países del mundo y causando la indignación universal. Esto nos recuerda la frase tristemente famosa del expresidente Nixon: "La moneda es nuestra, el problema es suyo".

El gobierno de Trump ha provocado unilateralmente la guerra comercial contra China, causando turbulencias en el mercado financiero mundial. En estas circunstancias y como reacción normal del mercado, el tipo de cambio de RMB fluctúa de acuerdo con la oferta y la demanda, y el cambio de las expectativas. Sin embargo, algunos políticos estadounidenses han insistido en etiquetar a China como "país manipulador de divisas" ignorando los hechos y el sentido común, lo cual ha sido criticado y rechazado por la comunidad internacional. Larry Summers, ex secretario del Tesoro de EEUU, recientemente ha señalado en un artículo que no hay una base creíble para acusar a China de manipulación monetaria, la decisión del gobierno de EEUU puede dañar su propia credibilidad y traer riesgos de recesión a la economía estadounidense.

China se ha comprometido claramente a no entrar en una devaluación competitiva, tampoco va a utilizar el tipo de cambio como herramienta para hacer frente a las turbulencias externas. China continuará adhiriéndose a un sistema de tipo de cambio flotante administrado, en función de la oferta y la demanda con referencia a una cesta de monedas. El intento de EEUU de presionar a China usando el tema del tipo de cambio está destinado a fracasar.

Lo más leído