×
Columnistas

¿Y qué sucede con los principios de la Inteligencia Artificial en Chile?

Ricardo Navarro CEO de TOC Biometrics y fundador de IA-Latam

Por: Ricardo Navarro | Publicado: Viernes 24 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Ricardo Navarro

El gobierno de EE.UU. anunció el lanzamiento de la primera propuesta regulatoria para el desarrollo y uso de la Inteligencia Artificial (IA). Dicha medida incluyó la publicación de 10 principios que se deben cumplir para proponer nuevas regulaciones de IA en el sector privado, y que consideran ámbitos como la participación pública, la promoción de la confianza de la ciudadanía en esta tecnología, la aplicación de criterios que sean flexibles en su uso y la coordinación entre las agencias y entidades que operan con IA, entre otras acciones. Este anuncio es un relevante hito a nivel mundial que podría definir nuevas directrices para la implementación de la IA, y que también levanta una alerta importante para Chile. EE.UU. ha comprendido su potencial no sólo a nivel económico, sino también como un factor geopolítico clave para la seguridad y competitividad de las economías de las naciones desarrolladas.

Imagen foto_00000001

Chile, ante este nuevo escenario, tiene que tomar una posición más allá de la discusión de proyectos de ley que están en trámites constitucionales. Hoy se requiere un impulso para la tecnología a nivel gubernamental, con propuestas concretas desde una visión país que nos permita definir nuestros principios en el manejo de la IA.

¿Cómo podríamos producir este cambio? Generando las condiciones idóneas para nuestra conversión hacia una nación con una identidad en Inteligencia Artificial. En 2019 se promulgó la Ley de Transformación Digital, la que estableció pautas para el Registro Civil, definiéndose un período de adaptabilidad para soportes digitales. Esta medida significó un paso relevante, pero no es suficiente.

Desarrollar una política pública en torno a la IA y la transformación digital requiere redireccionar recursos y priorizar inversiones, establecer estándares, capacitar a trabajadores y sumar aliados internacionales. Las agencias gubernamentales tienen que apoyarse en las empresas de IA para potenciar el crecimiento y la investigación, lo que podría situar a Chile como un país pionero en esta materia. Tenemos de referencia a los “gobiernos digitales”, aquellos países que ven a la tecnología como una oportunidad para potenciar una institucionalidad más participativa, confiable e innovadora. Reino Unido inició en 2010 su transformación digital por medio de un plan económico dirigido a transformar digitalmente a las instituciones de gobierno, Australia implementó un portal web único para todos sus habitantes, Estonia lanzó un sistema de identificación nacional de alta tecnología, y Uruguay ingresó al grupo “Digital 9” conformado por gobiernos digitalmente avanzados como Canadá y Corea del Sur. Esto gracias a iniciativas como trámites y carnet de identidad totalmente electrónicos.

En Chile tenemos que dedicar más tiempo y voluntad para definir nuestras directrices en IA y transformación digital, objetivo que será una realidad en la medida en que desarrollemos estructuras gubernamentales flexibles y oportunas. EE.UU. hoy se posiciona como un protagonista en IA. Chile también lo podría ser y ya es el momento de salir a escena.

Lo más leído