×
Editorial

2020-2030: ¿Una década perdida?

  • T+
  • T-

El lunes de la semana pasada, Diario Financiero presentó uno de los titulares más preocupantes para el país en el marco de la reciente crisis social, a partir de una proyección del centro de estudios Clapes UC: "Nuevo ajuste a techo de crecimiento del PIB tendencial lo sitúa en sólo 2% durante esta década". Poco menos de un año antes, la misma institución calculaba un rango de crecimiento del 2,9% al 4,4% para la siguiente década, por lo cual esta revisión de sus estimados representa un severo retroceso de expectativas.

En esencia, el documento estima que tanto la violencia —que califica de "generalizada"— como la incertidumbre asociada el proceso constitucional, inevitablemente golpearán la inversión. Si a ello se suma que continúe desacelerando el crecimiento de la productividad, como ha pasado "desde hace al menos una década", las probables consecuencias para el crecimiento tendencial son inquietantes. Más aun, si bien el piso para la expansión de tendencia que estima Clapes es de 1,7% (con un techo de 2% en 2020-2030), ello no difiere en lo medular del 2,8% que proyectan los expertos convocados por el Ministerio de Hacienda.

Estas no son cifras alarmistas, sino un sobrio estimado de lo que, en la práctica, podría ser el equivalente a una "década perdida" para los chilenos. Un país que crece al 2% en diez años —o incluso al 3%— no avanza en ninguna medida relevante, y ciertamente no está en condiciones de satisfacer las altas expectativas que parecen tener sus habitantes, a la luz de las movilizaciones y protestas de los últimos meses. La contracción de la actividad económica, el enfriamiento de la inversión y los despidos por necesidades de la empresa no son supuestos pesimistas, sino efectos muy reales de una situación que no estaba prevista, pero que se ha vuelto insoslayable.

Las "décadas perdidas", sin embargo, son identificadas como tales casi siempre a posteriori. Existe aquí una oportunidad histórica de torcerle la mano a un destino que no hemos elegido. Los próximos serán 10 años perdidos únicamente en la medida que los chilenos lo permitan.

Lo más leído