×
Editorial

A paso lento: lo que nos recuerda la OCDE

  • T+
  • T-

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer la semana pasada el informe bianual Economic Policy Reform, que en su versión 2019 se titula “Apuntando al crecimiento”. El documento —consignado por DF en la edición del viernes—, incluye tanto medidas adoptadas recientemente por los países miembros (y otros escogidos) en esta materia, como recomendaciones sobre cómo continuar avanzando.

Al igual que otros estudios de este tipo, se trata de un mapa de utilidad para visualizar a la vez el camino recorrido y la ruta a seguir. Al mismo tiempo, y en forma preocupante, es un recordatorio de muchos temas en los que Chile ha avanzado poco, a pesar de que reflejan problemas por largo tiempo conocidos: la importancia del acceso a una educación de calidad para reducir las brechas de ingreso; el lastre que procesos regulatorios lentos implican para la productividad; la necesidad de aumentar la participación laboral femenina, de modernizar las reglas del mercado laboral y de impulsar la inversión en innovación, entre otros asuntos. Muchas recomendaciones de la OCDE también resultan familiares en la discusión pública nacional, entre ellas, reducir los costos de despido en contratos permanentes, revisar los niveles de competencia en sectores clave de la economía, o mejorar la evaluación de las políticas públicas.

En todas estas áreas Chile ha tomado acciones —unas más efectivas que otras—, si bien llama la atención la proporción relativamente alta que consiste en crear nuevas oficinas o reparticiones públicas. Es claro, sin embargo, que el ritmo de avance no es el que se condice con las expectativas de alcanzar el desarrollo en el mediano plazo. También es claro que buena parte de la explicación para ello es de carácter político, pues no ha existido en el debate político de los últimos años la necesaria altura de miras para abordar estos desafíos con sentido de urgencia ni visión de futuro.

Que ello cambie depende de que se impongan, tanto en el oficialismo como en la oposición, los liderazgos que combinen la firmeza de sus convicciones con un espíritu constructivo.

Lo más leído