Editorial

Ahora el seguro de cesantía

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

na alternativa surgió estos días desde un precandidato presidencial de la UDI para inyectar liquidez a los hogares en un escenario pandémico aún complejo. La idea, que salió como una opción a tramitar un tercer retiro de los fondos de pensiones y a una propuesta de bonos y beneficios desde las arcas fiscales, nuevamente adolece de problemas a nivel conceptual y de cálculos reales. Lo primero, al igual que la insistencia de retirar fondos de pensiones, se olvida que el traslado al presente de recursos pensados para futuros escenarios tiene altos costos.

Imagen foto_00000001

En el caso de los fondos de pensiones, el retiro actual lesiona las futuras jubilaciones y en el caso de la cesantía, deja desprotegidos a los trabajadores ante eventuales salidas laborales futuras. Lo segundo, es que en ambos casos, estas propuestas chocan con los números del impacto que tendrán. Con respecto a la propuesta de retirar parte de los fondos de los seguros de cesantía, ayer la Superintendencia de Pensiones estimó los costos del vaciamiento de estos recursos.

Los fondos de cesantía acumulan cerca de US$ 12.000 millones y sus cálculos apuntan a que si se aprueba el retiro, tal como está planteado, se retirarían cerca de US$ 6.500 millones de las cuentas de cesantía. Como explicó el superintendente Macías, entonces, la mitad se entregaría en adelanto y el Fondo Solidario se agotaría, llegaría a cero si avanza este proyecto. Según sus estimaciones hay ya más de dos millones de personas que no tienen saldo en sus cuentas, como consecuencia de la pandemia.

Aunque la recuperación económica se ve con optimismo –el 6% de crecimiento para 2021 genera bastante consenso-, el mercado laboral suele llevar un retardo, por lo que no parece nada conveniente lesionar la opción del seguro de desempleo para las familias chilenas.

Lo más leído

DF Multimedia