×
Editorial

Bolsas plásticas: Fin loable, dudosa estrategia

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

a decisión de los fabricantes de bolsas plásticas de recurrir al Tribunal Constitucional para detener la prohibición de su entrega en locales comerciales es, al menos en parte, la esperable reacción de un gremio que ve afectados sus intereses. Así lo ha interpretado el gobierno. Pero también puede entenderse como el resultado previsible de una legislación que se despachó en forma apresurada, al calor de encuestas que muestran una opinión pública muy sensible a cualquier medida que se presente como beneficiosa para el medio ambiente.

El daño medioambiental que causan los desechos plásticos de todo tipo está bien documentado. Las bolsas plásticas contaminan océanos y cauces de agua en formas que amenazan seriamente a la fauna y la flora, incluso a ecosistemas completos. De ahí que la preocupación por reducir dicho impacto sea no sólo comprensible, sino muy necesaria.

Sin embargo, la prohibición total —sin distinguir entre distintos tipos de bolsas, por ejemplo— parece de una severidad que, aunque comunicacionalmente efectiva, no garantiza un medio ambiente más protegido, entre otras cosas porque no es claro con qué serán reemplazadas por los consumidores. Pero también porque ignora el hecho de que es el comportamiento humano el que resulta en contaminación. Celebrar que Chile será el primer país de Latinoamérica en instaurar esta prohibición, además de prematuro, tiene un dejo populista.

Por otro lado, es atendible el argumento de que la medida supone cuasi criminalizar una actividad económica lícita, como reclaman los fabricantes. También es llamativo que la prohibición incluya las bolsas biodegradables, de mucho menor impacto ecológico, y que el gobierno lo defienda señalando que hoy no existe una certificación que acredite su eficacia. La falta de mecanismos alternativos —cobro, regulación según el grosor, etc.— llama igualmente la atención.

Este parece un caso en que, si bien el fin que se persigue es loable, no es para nada claro que se haya escogido el mejor camino para alcanzarlo.

Lo más leído

DF Videos