Editorial

Chile en crisis: no es hora de malas ideas

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

usto ahora, cuando el país enfrenta —por una combinación de factores— uno de los peores escenarios económicos en décadas, se esperaría una especial ponderación y altura de miras en los proyectos de ley que se tramitan en el Congreso. En demasiados casos, sin embargo, se proponen proyectos que —además de, en ocasiones, una alarmante falta de apego a la norma constitucional—, son ejemplos de lo que un ministro del gobierno anterior calificó como “malas políticas y populismos” que llama a evitar.

El extitular de Hacienda se refería a un proyecto que busca obligar a las instituciones bancarias a postergar el cobro de los créditos de todos sus clientes por un período de seis meses. Una medida como ésa —en apariencia deseable en época de estrecha liquidez como la actual— impediría realizar una gestión de riesgos adecuada y podría tener efectos imprevisibles a futuro, y no garantiza que al final del plazo los deudores estén en mejor posición de asumir sus obligaciones, pudiendo incluso generarles problemas mayores.

También es muy discutible, en términos constitucionales y de política pública, el proyecto de ley que busca prohibir el corte de servicios básicos por no pago. El texto vulnera el derecho de propiedad al cambiar las reglas de contratos ya en curso, discrimina a algunos usuarios en favor de otros, e ignora facultades exclusivas del Presidente de la República en un estado de catástrofe. Y al permitir que se acoja a la ley cualquier persona que acredite incapacidad de pago, abre la puerta a un eventual colapso financiero del sistema.

Por último, senadores de oposición presentaron —obviando la exclusiva iniciativa presidencial en materia de seguridad social— un proyecto de ley que elimina las AFP y propone un nuevo sistema para “proteger los ahorros de los trabajadores”, convirtiendo en letra muerta lo conseguido en arduos años de debate sobre la reforma previsional que se discute.

Estas no son las leyes que Chile necesita hoy, como tampoco son las ideas que nos ayudarán a superar esta crisis.

Lo más leído

DF Multimedia