Editorial

Cotizaciones vía consumo: una idea interesante

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

niciado el proceso de retiro de parte de los ahorros previsionales, surge ahora con más fuerza la necesidad de mejorar las pensiones, que serán más bajas aún producto de la disminución de los fondos. Un acuerdo político para lograr mayor ahorro se ha vuelto ineludible.

La oposición se ha ido inclinando con fuerza hacia que todo el aumento de cotización vaya a un sistema de reparto financiado por los empleadores. Sin embargo, frente a un mercado laboral que quedará muy debilitado luego de esta crisis, imponer impuestos al trabajo formal será contrario al objetivo urgente de volver a crear empleos que cuenten con seguridad social. Por el lado del trabajador, los incentivos a trabajar informalmente o a cotizar por montos inferiores a su ingreso serían aún más fuertes, ya que no percibirían el beneficio, y por el lado de los empleadores, los mayores costos de la planilla serán un impulso adicional a un proceso de automatización que ya se está viendo favorecido por la pandemia.

Imagen foto_00000001

En este sentido, el Ministro de Hacienda ha sugerido un enfoque novedoso, estableciendo cotizaciones vinculadas al gasto de consumo, con la ventaja de que esto permitiría incorporar al creciente número de trabajadores independientes. La introducción masiva de la boleta electrónica hace posible este proceso a través del RUT del comprador. Es factible también que para los sectores de bajos ingresos estas cotizaciones sean devueltas por el Estado a través de subsidios directos. Es decir, cotizaciones directamente pagadas por el Estado en función de los niveles de consumo.

Aunque por supuesto se requiere profundizar y estudiar en detalle una propuesta de este tipo, lo destacable es que frente a un mundo que cambia rápidamente en las formas de trabajo, con una longevidad creciente y con dificultades efectivas para lograr mayor ahorro que provenga solamente del trabajo formal, debemos buscar mecanismos innovadores para que las personas puedan contar con recursos durante su vida pasiva. Mecanismos como el señalado, más que reemplazar el sistema que tenemos, podrían ser un aporte adicional al necesario ahorro para la vejez.

Lo más leído

DF Multimedia