Editorial

Cuarto retiro: ¿quién piensa en los pensionados?

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

os parlamentarios que apoyan el cuarto retiro adelantado de fondos previsionales han decidido hacer oídos sordos a los argumentos y advertencias en contra del proyecto. El ejemplo más reciente fue el informe del banco norteamericano JPMorgan señalando a sus clientes que el Congreso arriesga una “tormenta financiera perfecta”, en caso de aprobarse la iniciativa, lo que fue desestimado por los partidarios de ésta.

Imagen foto_00000002

Esa actitud sorprende y confunde al encargado de Pensiones Privadas de la OCDE, que en entrevista con este diario entregó un juicio lapidario: “Si el punto de partida del problema del sistema de pensiones chileno (era) que la gente no tenía suficientes ahorros para tener la pensión que ellos creían necesaria para vivir cuando se jubilaran, pues lo que se ha hecho es hacer el problema mucho mayor”. Desde su perspectiva, los cuatro retiros han sido una forma de soslayar la reforma de fondo que necesita el sistema previsional -de hecho, para cada uno de ellos se ha dado una justificación distinta-, y “todo lo que sean medidas coyunturales que no sean estructurales son, en cierto sentido, equivocadas”.

El experto de la OCDE hace hincapié en que Chile es el único país miembro que ha aprobado retiros adelantados de ahorros previsionales sin ningún tipo de condicionalidad por renta o necesidad. Consecuentemente, ha sido mayor el impacto en los fondos disponibles para jubilarse que tendrán millones de afiliados en el futuro, así como en el conjunto del sistema financiero.

Hoy se reconoce sin rodeos lo que muchos parlamentarios negaron al momento de aprobar el primer, segundo y tercer retiros: que el fin último es desfondar al actual sistema. Como dijo el diputado que preside la Comisión de Constitución, “con los ahorros voluntarios de los chilenos se enriquecen los bancos e instituciones financieras (…) El sistema de AFP fracasó y vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para demostrarlo y cambiarlo”.

Cuando el foco se pone en acabar con el sistema, y no en el bienestar de los pensionados de hoy y mañana, se pierde de vista lo central.

Lo más leído

DF Multimedia