Editorial

Del Banco Central, un llamado a la sensatez

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

n una extensa entrevista con este diario, el presidente del Banco Central entregó una sobria visión sobre el estado de la economía chilena, y sus posibilidades a futuro. Sobria, sí, pero no sombría. Al menos no si se atiende el mensaje de fondo, que no es otra cosa que un llamado a la sensatez.

El efecto combinado del estallido de violencia de fines de 2019 y de la pandemia este año implicará una pérdida de cerca de 10 puntos del PIB, en un contexto en que ya se han agotado las holguras económicas que hicieron posible enfrentar los rigores del golpe inicial. Con todo, en el análisis del presidente del Central, el violento desplome de la actividad en la primera parte del año ya se detuvo, y si bien el retroceso sanitario a Fase 2 “refuerza el sesgo a la baja en las proyecciones de crecimiento”, la recuperación ha comenzado.

Imagen foto_00000002

Dicho esto, las características y duración de esa recuperación siguen siendo inciertas. Más aun porque esta crisis ha forzado cambios que llegaron para quedarse en distintos planos —laboral, productivo, logístico, financiero, etc.—, y de la forma en que se enfrenten esos cambios depende mucho del desarrollo que pueda lograr nuestra economía en la próxima década y más allá. Las políticas públicas serán un factor clave en la ecuación del desarrollo, más flexibles ante condiciones rápidamente cambiantes y en un entorno económico cada vez más digitalizado.

Esto no sólo supone un muy postergado salto en la modernización del Estado. También requiere, dice el titular del instituto emisor, “de una constancia, compromiso, colaboración y eficiencia muy superior a lo que hemos visto recientemente” de parte de los actores que tienen responsabilidad en las políticas públicas, desde el Ejecutivo y el Legislativo al regulador financiero. Las recientes discusiones en torno a impuestos y pensiones, entre otras, son ejemplos de un ánimo contrario al que alude el jefe del instituto emisor, alejado tanto de la colaboración como de la calidad en las políticas públicas.

Ante eso, el llamado es a ser sensatos.

Lo más leído

DF Multimedia