×
Editorial

Deuda subordinada: lecciones de una etapa superada

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000003

a semana pasada, con el pago por parte del Banco de Chile de la última cuota de su deuda subordinada con el Banco Central, se dio vuelta a la página final de la severa crisis financiera que estalló en nuestro país a principios de la década de 1980. La ocasión invita a reflexionar sobre el elevado costo social que tuvo para Chile el impacto internacional del desplome económico de esos años, que marcó a toda una generación, pero también sobre la visión de largo plazo y la política de Estado acertada que hicieron posible superarlo.

En lo inmediato, la crisis significó la bancarrota de miles de empresas, una caída del PIB de 14% entre 1982 y 1983, un desempleo mayor al 25% y la intervención de 22 instituciones financieras. La decisión de rescatar con préstamos estatales al sistema bancario (no así a los dueños de los bancos), en lugar de permitir su virtual quiebra, supuso para el Fisco un costo equivalente a una parte sustancial del PIB, lo que dio pie a obligaciones con el Estado que duraron décadas.

El hecho de que los bancos honraran esa deuda contraída hace más de un cuarto de siglo, y que el Estado chileno la hiciera valer a lo largo de sucesivos gobiernos de distinto signo, es en sí mismo evidencia de una valorable fortaleza institucional. Pero más importante aun es apreciar que tanto la crisis de los 80 como la estrategia para enfrentarla dejaron un invaluable legado de experiencia sobre el valor de impulsar una política macroeconómica responsable y, también, de contar con una institucionalidad regulatoria sólida.

Los cambios que se implementaron en el sistema financiero a raíz de esa crisis le dieron los fundamentos y las herramientas para jugar un rol clave en el salto que dio la economía chilena en las décadas siguientes. Si hoy es viable pensar que Chile pueda convertirse en centro de finanzas a escala regional, es en gran medida porque cuenta con un sistema forjado en una dura experiencia que supo sortear con las armas y las ideas correctas.

Lo más leído

DF Videos