Editorial

Digitalización del Estado

  • T+
  • T-

Compartir

Se critica habitualmente que los servicios del Estado no se han modernizado a la velocidad necesaria para proveer a los ciudadanos con prestaciones rápidas y eficientes. Y si bien el concepto de modernización del Estado es un concepto que va mucho más allá de la digitalización, hay avances en el tema de la transformación digital en los últimos meses que son destacables. Esto porque hay ciertas áreas del sector público que ante el desafío de la pandemia han tomado una actitud proactiva y han acelerado sus planes de implementación.

Imagen foto_00000001

Hay al menos dos ejemplos que se han publicado en Diario Financiero que son destacables y que se esperan sean replicables en todo tipo de prestaciones. El primero es un asistente virtual del Servicio de Impuestos Internos (SII). Desde el 9 febrero esta institución se transformó en la segunda administración tributaria en la región, después de Perú, en poner a disposición de los contribuyentes un ayudante virtual para los trámites tributarios. Sofía es un chatbot cuyo objetivo es responder consultas de las personas respecto a los regímenes tributarios que deben adoptar para pagar sus impuestos y respecto al acceso a la clave tributaria. Dependiendo de los resultados, el programa podría ampliarse a otros puntos.

Un segundo ejemplo, lo da la Dirección del Trabajjo, la que a través de un nuevo dictamen, autorizó a las empresas para que puedan contar con un libro de remuneraciones electrónico, poniéndose al día con las facilidades que da la tecnología. El Código del Trabajo, en su artículo 62, establece que todo empleador con cinco o más trabajadores debe llevar un libro auxiliar de remuneraciones timbrado por el SII. La DT informó que se pone disposición de los empleadores una plataforma electrónica en el portal web del servicio, a fin de que éstos puedan informar mensualmente, de forma estandarizada, los pagos de remuneraciones efectuados a sus respectivos trabajadores, lo que tendrá un carácter equivalente, en soporte electrónico, al libro auxiliar de remuneraciones.

Ambos son ejemplos de cómo se puede ir avanzando en facilitar la relación de los ciudadanos con el Estado, sin perjuicio de que hay muchos otros que han surgido en los últimos meses. Es de esperar que uno de los legados de esta dura pandemia sea una mejor digitalización de los trámites del Estado ya que ello redunda en mayor legitimidad de este y más equidad en el acceso.

Lo más leído

DF Multimedia