Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Editorial

Economía en problemas: la hora de votar

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

a enumeración de señales preocupantes deja poco espacio para el optimismo, pero justamente por esa razón en necesario que tanto los candidatos como los electores las tengan en cuenta este domingo, a la hora de votar por quienes, en su estimación, dan mayores garantías de apreciar el desafiante escenario económico que espera a Chile el próximo año.

Imagen foto_00000001

A comienzos de mes, el Informe de Percepciones de Negocios del Banco Central registró que el 70% de los gerentes consultados no contemplaba nuevas inversiones en 2022. Por otro lado, la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables registra que en las inversiones que monitorea el gobierno al 2025 para hacer más expedita su tramitación, la inversión prevista para 2022 se contrae 8,9% respecto de lo que estimaba en septiembre pasado.

Otras mediciones también dan cuenta de un freno de las inversiones, el consumo y el crecimiento el próximo año -estos dos últimos en marcado contraste con las inusuales cifras de 2021-, así como una significativa alza de la inflación, en línea con la tendencia mundial. Pasar de un crecimiento del PIB del 10% a sólo 2% entre este año y el próximo impondrá, inevitablemente, costosos sacrificios para empresas, trabajadores y familias.

Pasado mañana los chilenos elegiremos a nuestros representantes políticos en el Congreso y La Moneda por los próximos cuatro años. La campaña electoral que concluye hoy no se ha caracterizado por una discusión abierta sobre el complejo escenario económico que se avecina, sino más bien por propuestas que, en líneas generales, parecen no dimensionar correctamente dicha complejidad.

Esa franqueza probablemente tampoco cabe esperarse en un escenario de segunda vuelta.

Corresponde, por ende, a los electores ejercer su derecho al voto con claridad de juicio, informada y responsablemente. Demasiado a menudo se olvida que la democracia es un contrato entre dos partes, donde los gobernados son tan protagonistas como los gobernantes.

Un alto porcentaje de abstención el domingo sería la peor forma de iniciar el próximo cuatrieno.

Lo más leído