Editorial

Eficiencia presupuestaria: hoy más que nunca

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

egistraremos este año el déficit fiscal más alto en casi medio siglo, cercano a un 10% del PIB. Aunque la gran mayoría de los países mostrará una situación similar, si consideramos la última década, podemos constatar que Chile es uno de los que más ha deteriorado su posición de deuda fiscal, de menos de un 10% del PIB en 2010 a una cifra cercana a 40% en 2021.

Imagen foto_00000001

Se trata de una trayectoria insostenible que exige moderar significativamente el crecimiento del gasto público, luego de un aumento real de más de 11% estimado para este año. Sin embargo, junto con la necesidad de recuperar la sostenibilidad fiscal, afrontamos demandas sociales crecientes (y además urgentes), ya que país necesita crear cerca de dos millones de empleos, lo que exige apoyo estatal en materia de incentivos a la inversión y a la contratación. Esto significa menores ingresos por la vía tributaria y mayores gastos en subsidios.

La necesidad de buscar espacios de mayor eficiencia del gasto surge como un imperativo moral en estas circunstancias, más aun cuando variados estudios señalan que esos espacios son significativos. Un reciente estudio del BID los situaba en al menos US$ 5.000 millones, cifra muy superior a lo que se podría obtener de algunas propuestas tributarias que han surgido. El Gobierno está haciendo esfuerzos valorables en esa dirección, a través de la idea del Presupuesto Base Cero ajustado.

Las evaluaciones que se han hecho confirman que existen numerosos programas que no cumplen sus objetivos, que están mal focalizados o que tienen muy baja cobertura. Parece del todo razonable que esos recursos puedan ser reasignados a los planes de empleo y de inversión. No obstante, las primeras señales de la oposición parecen negativas, ya que más que mostrar preocupación por las urgencias sociales, se han orientado a la defensa del statu quo, haciendo eco de las críticas de la ANEF.

Es de esperar que finalmente primen los intereses del país, que sin duda exigen gastar mejor los cuantiosos recursos que los contribuyentes entregamos al Fisco.

Lo más leído

DF Multimedia