Editorial

El crecimiento (no está) en la agenda

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

l transitorio buen momento por el que pasa nuestra economía este año -en medida muy importante vía ayudas fiscales en pandemia y retiros previsionales adelantados- orienta la mirada, naturalmente, hacia los desafíos y posibilidades del presente. En un año electoral como este, además, aumentan las presiones para que sea el Estado, a través de diversos mecanismos y en el corto plazo, el que se haga principalmente cargo de enfrentar esos desafíos y de concretar esas posibilidades.

Imagen foto_00000002

Sin embargo, más allá de este ciclo electoral, y una vez superada la actual crisis, persisten retos de fondo “como la necesidad de configurar una trayectoria sostenible para las finanzas públicas, reducir la incertidumbre económica y revertir la reducción del crecimiento tendencial”, según lo expresó ayer una consejera del Banco Central en un seminario.

A pesar de eso, es inevitable constatar que el crecimiento económico no figura hoy entre las prioridades de la agenda pública (ni de los candidatos), tal vez justamente porque en el discurso de demasiados líderes de opinión y autoridades se tiende a dar por sentado, cada vez con mayor frecuencia, que recuperar el empleo y la inversión será, en última instancia, resorte del Estado.

Con un crecimiento del PIB tendencial que el instituto emisor estima entre 2,4% y 3,4% para los próximos diez años, es muy posible que el país haga frente a una década de estancamiento que, en la práctica -y como ya lo estamos viendo, por ejemplo, con la pobreza-, implicaría un retroceso respecto de los avances socioeconómicos de las últimas cuatro décadas. Si a ello se suma la muy compleja situación fiscal en que nos dejará esta pandemia por años, se hace menos viable aun seguir contando con el Estado como impulsor del carro económico.

La gran tarea económica del próximo gobierno será generar condiciones de confianza y estabilidad para que los actores privados puedan ser los motores que la economía necesita para crecer sostenidamente, y para comenzar a abordar nuestros importantes pasivos en productividad y capital humano.

Lo más leído

DF Multimedia