Editorial

El debate sobre el rol del Banco Central

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

ntre los temas que deberá abordar la Convención Constitucional se menciona con insistencia -en especial por expertos y convencionales vinculados a sectores de izquierda- el rol que debe definir la Constitución para el Banco Central (BC). En concreto, se apunta a su misión y a su autonomía del Poder Ejecutivo, que impiden al instituto emisor -según dicha perspectiva- ser más proactivo tanto para reaccionar a los eventos críticos (internos o externos) como para promover el desarrollo económico del país.

Imagen foto_00000001

Lo anterior debe llamar la atención. Entre las causas para que la economía chilena se haya estancado en años recientes, desde muchos antes de la crisis provocada por la pandemia, no figura de ninguna manera el Central. De hecho, apegado a su misión esencial de velar por la estabilidad de precios -pues nada socava más la prosperidad de los hogares que una inflación fuera de control-, el Banco Central de Chile ha sido, desde todo punto de vista, un baluarte del crecimiento y el desarrollo.

Entonces, si existen desafíos económicos mucho más prioritarios que ampliar el mandato del BC -en productividad, en recursos humanos, en seguridad para las inversiones, en competitividad, en diversificación-, ¿por qué el foco en ese punto?

Es difícil no entenderlo en combinación con el segundo punto de controversia: la autonomía. Si bien quienes proponen revisar el rol del BC aseguran que éste no debe usarse como un instrumento para solventar el déficit fiscal, al mismo tiempo le asignan funciones de impulso a la actividad productiva que inevitablemente serán resorte del Gobierno de turno. De ahí a la pérdida de la independencia no sería un largo camino.

Si bien se puede argumentar que existe espacio para flexibilizar el mandato del Central, el país ya cuenta con instituciones públicas que promueven la actividad económica, como Banco Estado y Corfo. Estas casi con seguridad podrían ser más efectivas, pero eso no es motivo para buscar en el BC la solución a problemas que tienen otras explicaciones, ni para lastrarlo con objetivos que exceden con creces su ámbito de acción.

Lo más leído

DF Multimedia