Editorial

El desafío de un nuevo escenario político

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

 dos días de las mega elecciones, ya son más nítidos sus impactos inmediatos en el cuadro político. A nivel municipal, en la oposición pierde terreno el sector de la ex Concertación y Nueva Mayoría, mientras que se fortalecen el ala más izquierda y el Frente Amplio; para el oficialismo fue una jornada de significativas derrotas, incluyendo algunas tan emblemáticas como la comuna de Santiago a manos del Partido Comunista.

Imagen foto_00000002

En tanto, la atomizada composición de la convención constituyente -en donde los partidos tradicionales son minoría y quienes dominan son numerosos independientes sin afiliación política ni agenda común- hará del debate constitucional un desafiante ejercicio de comunicación, si es que se espera un diálogo constructivo que produzca los necesarios acuerdos en torno a la carta fundamental.

Se trata de un indiscutible “remezón” para el escenario político y procesar sus consecuencias no será fácil, como señalan dos columnas en esta página. Pero siendo innegable, también es preciso recordar que refleja a sólo un poco más de un tercio del universo posible de electores, ya que la participación rondó el 40%, sensiblemente menos que para el plebiscito de octubre pasado. Antes de entender mejor por qué no se movilizó ese 60% de electores, parece aventurado dar por hecha una “radicalización” de la opinión pública hacia propuestas más rupturistas, en todo orden de cosas.

Por otra parte, en el retroceso electoral del oficialismo comparten responsabilidad el Gobierno -que no supo aunar fuerzas en torno al objetivo político de ganar las elecciones- y los partidos del sector, con su errática conducta y falta de unidad. Ahora no sólo se trata de “sintonizar adecuadamente con las demandas de la ciudadanía”, como planteó el Presidente, sino sobre todo de construir y presentar un proyecto político de cara al próximo hito electoral, con la parlamentaria y presidencial de noviembre.

Ese proyecto político, como también el de una eventualmente renovada centroizquierda, exige un esfuerzo de reflexión y organización que este fin de semana se volvió aun más urgente.

Lo más leído

DF Multimedia