Editorial

El estancamiento de las condiciones laborales

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

a Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE (ESI) 2019 no trajo sorpresas, pero tampoco buenas noticias. La mediana de ingresos laborales está prácticamente estancada desde 2017, lo que evidencia la importancia del crecimiento económico en los ingresos de los trabajadores. En efecto, entre 2015 y 2017, esa mediana pasó de $ 350.000 mensual a $400.00, para subir a sólo $401.000 el año pasado. El estancamiento es explicado por la mediana de ingresos femenina, ya que para los hombres sube de $ 422.000 a $450.000 entre 2017 y 2019.

Imagen foto_00000001

Estos resultados decepcionantes se explican no sólo por el bajo crecimiento de la economía, sino también por la informalidad laboral. Mientras que los ocupados informales representan un 27% del total de ocupados, son casi la mitad de los que ganan menos de $400.000, mostrando que efectivamente la formalización no sólo permite condiciones de seguridad social, sino también una mejor situación de remuneraciones. Este es un aspecto importante, por cuanto muestra que las políticas que encarecen la formalidad terminan siendo negativas para los trabajadores de menor capacitación.

La ESI permite constatar que la razón más importante para los bajos ingresos laborales es el nivel educacional. Prácticamente el 60% de los ocupados no tiene educación superior, y entre éstos, un 15% sólo tiene educación primaria, con un ingreso promedio de $ 300.000. Y sube hasta $ 990.000 para aquellos con educación universitaria (un 25% de los ocupados). Los ocupados que tienen postgrado, un 3% del total, ganan un promedio de $ 1.881.000. La inversión en capital humano sigue siendo bastante rentable.

Por último, respecto del trabajo asalariado, la ESI muestra en forma clara que el tamaño de la empresa es directamente proporcional al nivel de ingresos de los trabajadores. En este sentido, se debe tener cuidado con los llamados de políticos y grandes empresarios a pagar sueldos más altos, porque pueden tener como contrapartida más dificultades de competir para las empresas pequeñas, acrecentando la posición oligopólica de las empresas más grandes.

Lo más leído

DF Multimedia