×
Editorial

El proteccionismo no paga

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001ste lunes, en la sección Paper de la Semana, publicamos un estudio académico que planteaba una provocadora tesis. Según concluyen sus tres autores —del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, la Universidad de California Los Angeles y el Instituto de Ciencias Políticas de París—, existiría una relación causal entre los vaivenes del comercio exterior y el nivel de aprobación de los gobernantes.

Chile fue uno de los 118 países analizados entre 2005 y 2015, a partir de datos de la encuesta Gallup. Según este modelo, un 54% de los 22 puntos de caída en la aprobación presidencial durante el período “podría explicarse por el hecho de que las importaciones crecieron mucho más que las exportaciones”, dijo uno a este diario uno de los investigadores.

De ser correcta esta lectura, los gobernantes, presionados por la contingencia y el corto plazo, podrían entender, equivocadamente, que el comercio exterior es primero una fuente de capital político, y sólo después un recurso de progreso económico. El error sería apostar por un proteccionismo táctico esperando réditos políticos inmediatos, olvidando la evidencia empírica de que las trabas al libre comercio siempre son, a la larga, trabas al crecimiento.

De hecho, un autor del estudio acota que “los trabajadores, calificados o no, quieren crecimiento, y el proteccionismo podría desincentivar la inversión y afectar los salarios”. Esa es la premisa sobre la cual Chile ha basado su modelo de apertura comercial y su apuesta por globalización, y es lo que explica su oposición de principio a la lógica de guerra comercial que hoy impulsa, paradojalmente, el gobierno de Estados Unidos.

Los detractores de la actual política comercial estadounidense la explican por dos motivos. El primero es la simple incomprensión de cómo funcionan la creación y el intercambio de riqueza a nivel global; el segundo es el tipo de cortoplacismo político al que parece apuntar la investigación mencionada. Para el crecimiento, ambos sólo pueden traer malas noticias.

Lo más leído

DF Videos