×
Editorial

El respaldo a Maduro que debe terminar

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

umentar la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro es la estrategia por la que están apostando los países del Grupo de Lima, reafirmada en la reunión de cancilleres este lunes en Santiago.

La crisis económica y humanitaria de Venezuela ha venido agudizándose desde la fallida campaña internacional del pasado 23 de febrero, cuando el gobierno chavista, con apoyo de grupos armados irregulares, logró impedir el ingreso al país de comida y medicinas en ayuda de la golpeada población venezolana. Una medida del fracaso bolivariano —aunque no la más cruda— es la inédita diáspora que ya se acerca a los cuatro millones de personas en los últimos cinco años, y de la cual Chile es uno de los países receptores.

El Grupo de Lima se constituyó a fines de 2017 precisamente para abordar conjuntamente el descalabro venezolano, que no tiene precedentes en la historia de América Latina. La cita de los cancilleres esta semana fue una continuación de ese esfuerzo diplomático por encontrar una salida pacífica a la crisis de Venezuela, que combine el aislamiento político del Palacio de Miraflores y la condenas de sus muchas trasgresiones, con un intento por hacer que llegue asistencia humanitaria de emergencia.

Es muy valorable que, por primera vez, el aumento de la presión política sobre Caracas incluyera una petición explícita de que los gobiernos de Rusia, China, Cuba y Turquía se hagan cargo del “impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región”. En efecto, ese respaldo ha sido clave para el chavismo, que lo ha obtenido a cambio de petróleo, con desastrosos resultados para la salud económica de su país.

Esas naciones —pero tal vez especialmente China, en estos momentos de reordenamiento geopolítico— deberían entender que, en el largo plazo, su apoyo a la revolución bolivariana, además de condenable por su impacto de la democracia y la economía de Venezuela, solamente puede ser perjudicial para sus buenas relaciones con el resto de la región.

Lo más leído

DF Videos