Editorial

El trabajo constituyente

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

n preparación al plebiscito constitucional de octubre pasado, este diario publicó semanalmente por varios meses la página DF Constitucional, como señal a nuestros lectores de que —pese a no ser primordialmente económica, financiera ni empresarial— ésta es una discusión clave para el futuro del país. Hoy, el debate ya ha trascendido, o así debiera ser, la defensa o la crítica de la actual Constitución y sus orígenes; dado que una mayoría de votantes ha decidido que amerita ser reformada, el objetivo debe ser lograr el mejor texto posible, no “superar” el anterior.

Imagen foto_00000001

El mecanismo que los chilenos han escogido para alcanzar ese objetivo tiene más que ver con el contexto político de la última década, que con los vicios y virtudes de la Constitución. Al aprobar por amplia mayoría una convención constitucional que obliga a elegir al 100% de sus 155 miembros, y que excluye la participación de actuales parlamentarios, los electores corroboraron en las urnas lo que responden en las encuestas: una profunda desconfianza, incluso animadversión, hacia los políticos y la clase dirigente en general.

Las razones para ello son complejas y variadas, pero una consecuencia concreta es que los partidos políticos deberán encontrar otras maneras de cumplir, con responsabilidad, los roles de representación y mediación que la democracia necesita. En este sentido, las propuestas de cambiar algunas de las reglas definidas previo al plebiscito, como aumentar el número de miembros de la convención, son una señal poco alentadora.

El primer desafío será la elección de convencionales el próximo 11 de abril. Sin duda les espera una campaña muy exigente a quienes se presenten como candidatos, pero debe serlo también para el resto de los ciudadanos: un ejercicio republicano de educación cívica y reflexión política a la vez, en un esfuerzo por escoger a los mejores candidatos. Ese día también se votará por alcaldes, concejales, gobernadores regionales y cores, lo que pone en perspectiva la intensidad político-electoral de los meses que vienen.

Lo más leído

DF Multimedia