Editorial

En Bolivia, una oportunidad

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

l pasado domingo Bolivia sorteó con éxito una elección presidencial particularmente desafiante. Primero, porque tuvo lugar en medio de la pandemia que afecta a todo el continente, lo que inevitablemente supone complicaciones adicionales en términos logísticos y sanitarios; pero sobre todo porque fue un proceso electoral ordenado y pacífico, con resultados rápidamente reconocidos por todos los actores políticos, en agudo contraste con la fallida tercera reelección del Presidente Evo Morales el año pasado, que derivó en crisis política, acusaciones de la OEA por fraude oficialista en las urnas, y la abrupta salida del cargo (y del país) del entonces mandatario.

Imagen foto_00000001

Precisamente esto último hacía improbable, tras un año de gobierno interino, el triunfo presidencial de un ex ministro de Morales y candidato del MAS, el ahora electo Luis Arce. Sin embargo, su resultado de 53% en las urnas le confiere un sólido mandato, que él deberá saber aprovechar para sacar a Bolivia de la severa crisis en que la tiene sumida el coronavirus, como al resto de la región, pero que en este caso agrava los efectos de una economía que ya venía con problemas antes de la pandemia.

El tono conciliador tanto de Arce como de los candidatos derrotados, con transversales llamados a la unidad, parece auspicioso. Es posible que cultivar un clima político constructivo dependa mucho del rol que juegue, o se le permita jugar, al exPresidente —figura carismática y aún muy popular—, hoy exiliado en Argentina y quien enfrenta diversos cargos en su país.

En este sentido, el nuevo mandatario haría bien en no plantearse como sucesor de Evo Morales, y sin desconocer los méritos y avances que pueda haber tenido esa gestión, en iniciar un gobierno con sello propio. El desafío de Arce es que Bolivia supere el presente, se proyecte al futuro, y evite amarrarse al pasado asociado a su antecesor, así como a las previsibles polémicas que éste pueda generar en su intento por recuperar protagonismo, como ya ha dado a entender.

Lo más leído

DF Multimedia