Editorial

En el Congreso, ¿un problema de fondo?

Hay razones entendibles para la inquietud de no pocos chilenos por el avance de agendas populistas.

  • T+
  • T-

Compartir

Uno de los argumentos que con más fuerza esgrimieron los partidarios del retiro adelantado de fondos previsionales fue que se trataba de una medida excepcional, por una única vez, en razón de la gravedad de la crisis económica generada por la pandemia. Sin embargo, muchos de esos mismos parlamentarios, y otros que se les han sumado, promueven ahora un nuevo retiro adelantado de esos ahorros para la jubilación, sin ningún sentido aparente de estar contradiciendo su compromiso original.

Pese a que el Gobierno se opone hoy al segundo retiro como antes se opuso al primero, incluso en el oficialismo se escuchan voces que relativizan el uso exclusivo de esos dineros para financiar las pensiones de quienes los ahorran durante su vida laboral. Esto es preocupante, no sólo porque pone en duda las bases del sistema previsional basado en la capitalización individual —inconmensurablemente más efectivo y justo que el de reparto—, sino también porque se hace sin proponer ninguna alternativa realista. Ello, además, en contra de toda la evidencia respecto de los problemas reales de las pensiones: la baja cotización, las lagunas previsionales, la temprana edad de jubilación.

Como sostuvo un reportaje en nuestra edición del viernes, lo anterior tiene menos que ver con el sistema de pensiones que con un "problema de fondo" de raíz política: la mala relación entre el Gobierno y el Congreso. Los nueve meses sin avance de la reforma previsional son sólo una muestra de ello. El obstruccionismo opositor y los personalismos del lado oficialista —así como las propias falencias y errores del Ejecutivo— se conjugan en una agenda legislativa donde no priman los argumentos técnicos, sino cada vez más las dinámicas políticas cortoplacistas de un próximo año intensamente electoral.

La inquietud de no pocos chilenos por el avance de agendas populistas —que miran el rédito político inmediato, pero no el interés del país a mediano y largo plazo— se explica por razones como estas. Si se lo propusiera, el Congreso podría hacer mucho por combatirlas.

Lo más leído

DF Multimedia