Editorial

En la CEP, un diagnóstico sombrío

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

os resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos conocidos la semana pasada, tras más de un año de silencio de ese sondeo de opinión, mostraron un ánimo pesimista en la ciudadanía.

Como siempre, algunas respuestas dan cuenta de ciertas paradojas, mientras que otras confirman tendencias previsibles.

Así, pese a que las proyecciones hablan de un crecimiento económico en torno al 6% este año, los encuestados por el CEP estiman en su mayoría que la situación de la economía es "mala" (44%) o "muy mala" (26%). Por otro lado, aunque el proceso de vacunación sigue avanzando a buen ritmo -precisamente una de las razones para contemplar una posible reactivación-, un 51% de quienes respondieron estima que "aún falta lo peor" de la pandemia.

Imagen foto_00000001

Finalmente, no cabe sorprenderse de que una mayoría del 53% considere que el país está estancado (pues en efecto lo está) y que un 40% lo vea "en decadencia" (lo que puede no ser probable, pero sí plausible).

Es muy difícil no vincular esas sombrías expectativas de la opinión pública con otros resultados de la encuesta sobre la confianza en las instituciones del sistema político. No es la primera vez que Gobierno (9%), Congreso (8%) y partidos políticos (2%) figuran como las instituciones en que menos confía la población, pero no por ello deja de ser alarmante, y muy decidor respecto del actual clima político y la calidad del debate.

En suma, si los chilenos están pesimistas sobre sus instituciones políticas, es porque los principales protagonistas les han dado razones para ello. En una situación de normalidad, ése sería un grave problema; en medio de una crisis sanitaria y económica como la actual, se vuelve un peligro que es preciso enfrentar.

En esta página un columnista llama a "escapar del populismo". Eso es parte del problema, sin duda, pero resolverlo no depende sólo de la responsabilidad de los actores políticos, sino de que la ciudadanía "los saque al pizarrón" con igual responsabilidad. En un año electoral como este, y en una democracia sólida como la nuestra, la oportunidad es inmejorable.

Lo más leído

DF Multimedia