×
Editorial

Flexibilización que fortalece

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

l proyecto de ley anunciado por el gobierno para flexibilizar las jornadas de trabajo en caso de acuerdo entre el trabajador y el empleador, constituye un avance trascendente. Con la lógica de la primera revolución industrial, donde los procesos productivos seguían un molde homogéneo basado en “líneas de producción”, la regulación vigente de las jornadas de trabajo establece una estructura semanal rígida, y no permite pactar jornadas discontinuas y parceladas en distintos tramos horarios. Los modelos de producción que han surgido a partir de la nueva revolución industrial en curso son radicalmente distintos.

Una economía integrada al mundo, que dispone de tecnologías de información que permiten que los tipos de trabajo realizados por un creciente número de trabajadores sea diferente, donde un mayor número de personas aspira a participar en el mercado laboral, y donde los trabajadores buscan simultáneamente mejorar su calidad de vida, requiere en forma imperativa un ambiente de mayor flexibilidad.

Los críticos del proyecto, anclados también en una lógica de siglo pasado donde prevalecía el criterio de “suma cero”, en que lo que una parte gana en una negociación la otra parte lo pierde, asocian mecánicamente el concepto de “flexibilización” con el de “precarización”. ¿Cómo no poder entender que, en un esquema de negociación voluntaria, ambas partes pueden llegar a un resultado que es mejor que el que tenían antes?

La opción de poder cambiar el actual esquema de 45 horas semanales por 180 horas mensuales, distribuidas en una forma que sea más conveniente para ambos, no puede sino ser beneficiosa para todos. Los trabajadores enfrentarán la posibilidad de trabajar un menor número de horas al mes distribuidas de una forma que se adapte mejor a sus preferencias y necesidades, y los empleadores podrán hacer un mejor uso de sus instalaciones (capital), obteniendo así mayor productividad.

Cabe esperar que en la discusión legislativa del proyecto prevalezca la mirada de futuro.

Lo más leído

DF Videos