Editorial

Gestión municipal: el enfoque adecuado

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

as campañas electorales son momentos en los que se suelen extremar las posiciones y simplificar los mensajes en aras del objetivo comunicacional de persuadir y movilizar a los votantes, generalmente con un tono y un lenguaje ad hoc. Al mismo tiempo, por diversos motivos, el resultado general de las últimas elecciones ha dado pie a temores de una eventual “radicalización” de la agenda, al menos en ciertos temas y de la mano de determinados sectores políticos.

Imagen foto_00000001

Una nota en nuestra edición de ayer ilustra bien esa combinación de elementos. Así, tres nuevas alcaldesas electas del ala más a la izquierda la oposición (Partido Comunista, Frente Amplio, Revolución Democrática) dieron gran importancia a la fiscalización de la industria inmobiliaria durante sus campañas, con expresiones que demonizan a las empresas del sector y, justamente, alimentan los temores mencionados.

Lo anterior bien puede ser en gran parte retórica electoral encendida, pero también indicio de una disposición que, desde la autoridad municipal, no anticipa un énfasis en la buena gobernanza, sino una relación conflictiva con un actor clave del ecosistema urbano.

El desarrollo inmobiliario es siempre un área compleja -y por ende, muy estudiada- de la gestión urbana en todas las grandes ciudades del mundo. Velar por que existan normativas adecuadas y por éstas sean cumplidas por las empresas es clave, por cierto, y es lógico que una nueva autoridad municipal marque el punto. Pero un enfoque municipal que priorice “hacer justicia” en materia inmobiliaria, en lugar de entregar bienes públicos de mejor calidad, muy probablemente no se hará cargo de la variedad y profundidad de los desafíos que enfrenta la gestión de nuestras ciudades.

La primera responsabilidad de gobernadores, alcaldes y concejales no es castigar infractores -que desde luego deben ser sancionados por la justicia, en el rubro inmobiliario o cualquier otro-, sino solucionar los problemas de las personas y facilitarles las cosas para que desarrollen sus proyectos de vida. No es poca exigencia.

Lo más leído

DF Multimedia