×
Editorial

Impulso a proyectos de inversión

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

eactivar la inversión privada, tras cuatro años de franco retroceso, es uno de los desafíos más importantes asumidos por el gobierno. El reto tiene uno de sus fundamentos en la recuperación de la confianza de los agentes económicos pero también compromete cambios administrativos, regulatorios y legales en diversos ámbitos de la economía.

El anuncio de un paquete de medidas proinversión a cargo de una unidad especial en el Ministerio de Economía es un primer paso en esta dirección y no puede sino ser valorado. Es una señal clara de que la autoridad está activa revisando los mejoramientos que pueden realizarse para que iniciativas empresariales beneficiosas para el país puedan ser efectivamente concretadas y no queden enmarañadas en la burocracia estatal.

El esfuerzo implicará la participación de entidades públicas tan amplias como las municipalidades y varios servicios del gobierno central. También significará un avance relevante en el uso de las plataformas digitales para hacer más eficiente los procesos. Reforzar al Servicio de Evaluación Ambiental como una ventanilla única es una modernización útil en sí misma.

A este primer paso deberán seguirlo decisiones más profundas y que repercutan en el más largo plazo para que se trate efectivamente de un cambio en las perspectivas de desarrollo futuro del país. La generación de más y mejores empleos, la ejecución de proyectos sostenibles y que mejoren el bienestar de la población demanda que los cambios que deban realizarse tengan una perspectiva de largo plazo.

Reformas en impuestos y seguridad social, además de medidas que reporten productividad, son ineludibles.

Lo más leído

DF Videos