Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Domingo 23 de Abril, 2017

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Editorial

10/04/2017

Inflación y remuneraciones

  • El INE dio a conocer la semana pasada dos importantes indicadores, que vuelven a recordarnos lo lento del andar de nuestra economía, más allá del resultado particular del Imacec de febrero. Estos son el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo y el Índice de Remuneraciones (IR) de febrero.

    Respecto al IPC, si bien no tuvo mayor novedad, la continua baja en sus indicadores subyacentes -aquellos que excluyen los productos más volátiles como alimentos y energía- es la evidente contracara de una economía lenta, con un último trimestre de 2016 sorprendentemente débil y un comienzo de año aún más mediocre de lo anticipado. A lo anterior se suma un tipo de cambio relativamente estable, con un peso aún bastante más apreciado de lo que se observó a comienzo de 2016 cuando éste superaba ampliamente los $ 700, lo que tiene una gran incidencia, especialmente en los precios de los transables, que en 12 meses aumentaron solo 2,2%.

    Respecto al IR, se registró un caída de 0,4% respecto al mes anterior, lo que en términos reales, es decir al tomar en cuenta la inflación, corresponde a una caída de las remuneraciones de 0,6%. Así, en 12 meses las remuneraciones de los asalariados habrían crecido solo un 1,4% sobre el IPC. Cifra muy lejana a lo observado por ejemplo en 2013 cuando en algunos meses se superara el 5%. Si a esto se le suma la persistente caída en las horas promedio trabajadas, la menor creación de empleo, y la composición de los nuevos empleos, prácticamente en su totalidad por cuenta propia, no queda más que concluir que la masa salarial se ha estancado, o incluso ha comenzado a retroceder, lo que trae preocupaciones respecto a lo que viene en materia de consumo, el que hasta ahora ha mantenido el PIB creciendo frente a la caída de la inversión.

Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store