Editorial

Innovación en políticas públicas

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

a es evidente que recuperarse de la actual crisis económica no solamente requerirá considerables —tal vez inéditos— niveles de gasto fiscal e inversión privada, sino también cuotas muy importantes de innovación, creatividad, e incluso audacia, en las medidas que se implementen para enfrentarla. Ello no significa que la sola novedad de un enfoque garantice su efectividad, pero sí implica abrirse a la idea de que muchos de los desafíos que Chile tiene hoy por delante bien pueden demandar formas distintas de abordar los problemas. Y sin duda hay pocos problemas que ameriten más reflexión que el previsional.

Imagen foto_00000002

Nuestras ediciones de ayer y hoy incluyen ejemplos de estos esfuerzos por intentar nuevos enfoques y pensar con “mente fresca” en materia de pensiones, surgidos del mundo de los centros de estudio.

Desde el Centro de Estudios Públicos se sugiere, entre otras cosas, crear un Ingreso Básico para la Vejez (IBV) mediante un alza del IVA, para así elevar los montos de las pensiones solidarias, lo que también viene acompañado de propuestas para incentivar que las personas retrasen por más años su jubilación, y de estimaciones sobre las condiciones de acceso, los costos y el alcance de esas y otras ideas.

Horizontal propone aumentar las jubilaciones generando ahorro a través del consumo, como ha propuesto el ministro de Hacienda, lo que implicaría reducir en un punto (de 19% a 18%) el IVA y crear una nueva categoría llamada “Valor Previsional Agregado” con dicho punto. Ello incluye diversas precisiones sobre cómo funcionaría y cuáles serían sus posibles efectos —que han sido simulados—, a lo que se suman iniciativas como generar una cuenta individual para menores de 14 años en el Fondo A, alargando así automáticamente el período de sus vidas durante el cual las personas ahorran para su pensión.

Estos son sólo algunos ejemplos que ilustran la inquietud por plantear alternativas y vías no probadas de abordar problemas conocidos, como son los del sistema de pensiones. Como en otras áreas, la disposición a privilegiar los argumentos técnicos por sobre las consignas es requisito indispensable para evaluar estas propuestas de política pública.

Lo más leído

DF Multimedia