Editorial

La decisión de no firmar el pacto migratorio

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001ajo ningún concepto podría decirse que el actual gobierno no ha dado a la inmigración la prioridad que amerita o que su actitud es de hostilidad hacia el fenómeno. Contrariamente a su predecesor, la ha puesto al centro de su agenda, y tanto su discurso como su práctica han sido consistentemente de acogida, respeto, tolerancia y preocupación por los migrantes de cualquier origen, valorando su aporte histórico a la sociedad chilena.

Dicho esto, es en las materias especialmente delicadas y complejas cuando los gobiernos deben demostrar mayor destreza política. Como la inmigración es una de ellas, cabe lamentar la forma poco prolija en que el Ejecutivo manejó la no adhesión de Chile al Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular —impulsado por la ONU y sellado esta semana en Marruecos—, sin socializarla primero y contradiciendo su postura inicial.

Si bien el gobierno enmendó parcialmente el error con claras explicaciones anteayer del Presidente Piñera y el canciller sobre la decisión chilena, se ha instalado una innecesaria polémica que poco ayuda a la discusión ponderada de un fenómeno que ya tiene una importante incidencia en la agenda pública nacional.

El pacto que Chile y otros 13 países han declinado firmar no genera obligaciones legales, como recuerdan con insistencia sus partidarios. Pero es indudable que un compromiso y documento de esta índole sí generan obligaciones políticas, sin lo cual sería un gesto puramente simbólico. Los problemas del acuerdo migratorio son esencialmente los señalados por el gobierno: cierta vaguedad en el lenguaje y los objetivos que restringe el derecho soberano de los países a regular el cruce de sus fronteras; que arriesga alentar la migración irregular; que puede abrir la puerta a litigios internacionales; que choca con definiciones internas de política social y gasto público; que duplica algunas medidas que contienen otros instrumentos.

Es de esperar que la polémica en torno a este tema sirva para recanalizar el debate hacia una política migratoria acorde con los desafíos de hoy.

Lo más leído

DF Multimedia