Editorial

La discusión sobre las exenciones tributarias

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

a eliminación o ajuste de diversas exenciones y tratamientos fiscales especiales será una parte clave de cualquier negociación para una reforma tributaria más amplia. Esa discusión puede retomarse sobre una mejor base ahora que el Ministerio de Hacienda ha cuantificado el llamado gasto tributario, esto es, los recursos que no ingresan al Fisco debido a regímenes de impuestos diferenciados para contribuyentes y actividades específicos.

Imagen foto_00000002

Así, la cartera estima que en 2021 el Fisco dejará de percibir US$ 7.843 millones por ese concepto, o 39% más que el año pasado. Esto equivale a algo más del 10% del presupuesto anual del Estado, en torno a US$ 70 mil millones.

La cifra es considerable para un país como el nuestro, sin duda, pero de suyo no se sigue que el objetivo deba ser eliminar todas las exenciones tributarias, pues muchas de ellas discriminan en favor de actividades, grupos o sectores productivos determinados para corregir distorsiones efectivas. Otras, en cambio, ya no se justifican porque surgieron en contextos ya superados o como resultado de presiones sectoriales, por ejemplo.

Expertos consultados por este diario en nuestra edición de ayer dieron cuenta de un relativo consenso técnico respecto de cuáles exenciones se justifica más eliminar primero y por qué. Entre ellas, la renta presunta, y los beneficios a los DFL2, al diésel, a la construcción de viviendas, a ciertas ganancias de capital por venta de acciones y varias más. El incentivo tributario a las actividades de I+D, por otro lado, probablemente está entre los que deberían mantenerse.

Preocupa, sin embargo, el contexto político en el que arriesga tener lugar este debate, donde la tramitación reciente de diversas iniciativas muestra una alarmante tendencia -en actores de todo el espectro, a estas alturas- a hacer a un lado la evidencia y los argumentos técnicos en favor de las consignas. Los retiros previsionales adelantados han sido una lamentable prueba de ello, pero es crucial que no se vuelvan la norma.

Lo más leído

DF Multimedia