Editorial

La nueva capacitación

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

a antes del impacto de la pandemia y de los efectos económicos de la crisis, diversas voces apuntaban a acelerar la capacitación laboral para permitir a más chilenos beneficiarse de la economía digital. Lo que antes era un tema de mediano plazo se ha transformado ahora urgente ya que en cosa de meses el mercado laboral se ha deteriorado drásticamente. Los expertos además coinciden en que la vuelta a los niveles anteriores de actividad no tendrán la misma composición que la previa a este período de desaceleración y que es probable que algunos empleos y profesiones se reemplacen por la automatización. Entonces, si bien suena del todo razonable poner los esfuerzos en el shock transitorio de ingresos -una encuesta reveló que hasta el 68% de los chilenos acusan una baja en las entradas financieras de sus familias- también debe ir avanzando con decisión en la empleabilidad futura.

Imagen foto_00000002

¿Cómo proceder? En el corto plazo hay algunos meses de margen para acelerar las capacitaciones a distancia desde todos los agentes posibles. Algunos municipios están acertadamente ofreciendo a sus vecinos estas alternativas y es de esperar que por esa vía se llegue directamente a amplias partes de la población. Está aún pendiente la reforma del Sence que podría acelerar la implementación de una nueva manera, más exigente con los resultados que la anterior. Y finalmente, quizás lo más importante es que cada chileno inicie un camino personal y voluntario por capacitarse -por supuesto con los subisdios y ayudas necesarias- de manera de estar en mejores condiciones para las nuevas formas de trabajo que están surgiendo.

Lo más leído

DF Multimedia