Editorial

La real urgencia por la sala cuna universal

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000004

arece lamentable que, llegado el cuarto y último año del actual Gobierno, aún no haya sido tramitado en el Congreso el proyecto de ley que consagra el derecho a sala cuna universal, ingresado durante su primer año. No faltan explicaciones plausibles para la demora legislativa de esta medida clave para impulsar el empleo femenino, desde la crisis política a la sanitaria, pero lo cierto es que su ausencia se hace notar más justamente ahora, cuando la situación económica de las familias y el mercado laboral más requieren de estímulos al empleo.

Imagen foto_00000003

Que dicha situación económica ha impactado en mayor proporción a las mujeres que a los hombres es, a estas alturas, un bien conocido dato de la causa. El retroceso de diez años en la tasa de participación laboral femenina durante 2020 -a niveles inferiores al 48%- es una cara del problema; otra es que por sobre la mitad de los hogares que más han perdido en ingresos en el último año están encabezados por mujeres.

Bienvenido, entonces, aún a pesar de lo avanzado del período presidencial, el anuncio que hizo la emana pasada el Gobierno en cuanto a reimpulsar la discusión parlamentaria del proyecto de sala cuna universal, que fue calificado como “una prioridad” por el Ejecutivo. En efecto, si bien otras medidas recientes han tenido un oportuno enfoque hacia la realidad femenina -como las modificaciones al plan de subsidios al empleo en ese ámbito-, el cuidado de los niños es una de las primeras causas que mantienen a las mujeres alejadas del mercado laboral, o que obligan a muchas a abandonarlo.

El costo de la sala cuna es actualmente un claro desincentivo a la contratación femenina, lo que hace que muchos empleadores opten por no llegar a la cifra de 20 empleadas mujeres a fin de evitar ese costo. El proyecto en trámite propone un fondo solidario que hace mucho más viable esa opción para el empleador, al igual que para la trabajadora.

En un año especialmente complejo para todos los trabajadores y sus familias, la aprobación de esta iniciativa -sin perjuicio de perfeccionarla ahora o más adelante- no debe seguir dilatándose.

Lo más leído

DF Multimedia