Editorial

Lo que viene después del plebiscito

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000003

l momento de escribirse este editorial, en la noche del domingo, la jornada por el plebiscito constituyente se había desarrollado con normalidad en todo el país, únicamente con incidentes menores. Todo indica que la participación fue significativamente mayor a la esperada; eso es una buena noticia para el resultado de ayer, que llega así revestido de la legitimidad de contar con un apoyo sólidamente mayoritario.

Imagen foto_00000004

Los partidarios del Apruebo pueden, entonces, estar justificadamente satisfechos de su muy holgado triunfo. Pero siendo Chile una democracia, deberán entender y aceptar que quienes votaron por la otra opción no solamente siguen siendo interlocutores válidos, sino indispensables en la etapa que se inicia hoy. Sin todos, no hay discusión posible.

Porque lo cierto es que el plebiscito de ayer fue únicamente el comienzo de un largo proceso. Junto con aprobar la idea de que la Constitución debe ser reformada, los chilenos también apoyaron hacerlo a través de una convención constituyente. Conformar este cuerpo deliberativo será complejo, y a ratos podrá incluso ser polémico y fuente de tensiones. La sociedad civil, los partidos políticos, las autoridades y en general todos los actores deberán hacer un esfuerzo consciente —y sostenido— por la moderación y la reflexión que demanda la difícil tarea por delante.

Para ello será clave que los ciudadanos recuperemos la capacidad de diálogo que a menudo se echó en falta durante una campaña por el plebiscito menos centrada en unir que en dividir. Al mismo tiempo, será esencial no perder de vista que los problemas de Chile no pasarán a segundo plano sólo porque nos embarquemos en el camino iniciado ayer. La discusión constitucional no debe ser a expensas de seguir enfrentando los muchos desafíos que poco o nada tienen que ver con la carta fundamental.

Quienes crean, o prometan, que el futuro de Chile empieza y termina con una nueva Constitución acabarán defraudando el deseo de cambio manifestado el domingo en las urnas.

Lo más leído

DF Multimedia