Editorial

Oportunidad no sentencia

  • T+
  • T-

Compartir

Ayer el Ministerio de Hacienda entregó sus proyecciones y con eso sinceró su visión del difícil momento que vivirá la economía chilena por la pandemia y las medidas de aislamiento para evitar el contagio. El director de Presupuestos, Matías Acevedo, presentó el Informe de Finanzas Públicas en el que se espera que el PIB se contraiga 6,5% el 2020. Solamente hace poco más de dos meses, se esperaba una merma de 2%. Esta fuerte corrección está en línea con lo que ya anticipó el Banco Central la semana pasada- una caída de entre 5,5% y 7,5%- y más en línea con el mercado. Este sinceramiento es duro pero es correcto alinear las expectativas para que los planes de alivio social y de reactivación se entiendan en su contexto y se generen los consensos para avanzar en los meses futuros. Dicho esto, es clave que estas cifras sean leídas más como una oportunidad que como una sentencia.

Imagen foto_00000001

La capacidad de salir más rápido de esta crisis, especialmente de los preocupantes niveles de desempleo y baja de los ingresos de las familias, dependerá precisamente de cómo los diferentes actores reaccionen a estas negativas proyecciones. En primer lugar, es clave mantener un clima de diálogo en los meses que vienen. Evitar las “funas”, las declaraciones polarizadas y construir un ambiente de propuestas más que de críticas. Esto no solamente apunta a quienes tienen vocerías públicas sino que a cada uno de los ciudadanos que tienen acceso a través de redes sociales a grandes audiencias. En segundo lugar, debe priorizarse la focalización de los recursos para los más necesitados de manera que puedan pasar este golpe transitorio de la mejor manera posible. Es importante que se entienda que la situación fiscal chilena no tiene la capacidad para aumentar sucesivamente los planes de alivio financiero sin deteriorarse y así afectar más a quienes se debería querer proteger.Tercero, es el momento de pensar en reformas estructurales para asegurar la competencia, el crecimiento y la inclusión en el país. Es de esperar que las duras cifras de ayer lleven a una movilización positiva para superar este complejo minuto sanitario y de la economía.

Lo más leído

DF Multimedia