×
Editorial

Otro mes de actividad decepcionante

  • T+
  • T-

Acorde con lo evidenciado este año por la medición que realiza el Banco Itaú -lo que llama Índice de Sorpresas en Actividad-, las proyecciones sobre la marcha de la economía nacional en mayo volvieron a ubicarse por debajo de lo estimado por distintos agentes de mercado.

Mientras los pronósticos apuntaban a que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) se había expandido incluso más de 2% en el quinto mes, comparado con igual período de 2016, el Banco Central informó ayer de un avance anual de 1,3%.

Si bien es bajo, se trata del mejor segundo registro del presente ejercicio, lo que -de paso- confirma la pobreza que han mostrado los resultados de distintos indicadores durante 2017.

Coherente también con esa debilidad, el último Imacec fue producto de un rubro minero que acusó un descenso adicional -revelando aún cierto efecto de la huelga en Escondida-, el que alcanzó a 4,6%; mientras que el segmento no minero exhibió un aumentó de 1,9%.

La gran duda está dada entonces por la fuerza que puede alcanzar el repunte de la actividad en la segunda parte del año, pues la concreción de las estimaciones oficiales -del orden de 1,4%- requiere de crecimiento de 3%.

De ocurrir, una aceleración de la actividad probablemente traerá un respiro por sobre todo para las expectativas del sector privado, alentadas por los nuevos aires que se asume podría aportar la misma elección presidencial.

Lo que no cambiará con mejores cifras será el hecho de un resultado anual inferior al de 2016, confirmando un triste saldo económico para el segundo mandato de la presidenta Michelle Bachelet.

Lo más leído

DF Videos